Generará cambio climático aumento de temperaturas y menos lluvia - Imagen Agropecuaria

Generará cambio climático aumento de temperaturas y menos lluvia

165

Ante el cambio climático global se espera que la alteración en el ciclo hidrológico llevará a que en México haya menos lluvia y temperaturas más elevadas que agravarán las de por sí ya difíciles condiciones del sector hídrico en el territorio nacional, advierte el Instituto Nacional de Ecología (INE). 

En un análisis por sectores de los impactos del cambio climático, el INE precisa que los periodos de sequía tienen como efecto una reducción en la disponibilidad de agua, mientras que eventos de precipitación extrema pueden causar inundaciones y afectaciones en los sistemas de distribución de agua potable.

“El cambio climático proyecta un ciclo hidrológico más intenso en todo el planeta por lo que se espera que las sequías sean más intensas y prolongadas, y se presente un mayor número de eventos de precipitación fuerte.”

En detalle, el instituto puntualiza que los escenarios de verano para 2020 y 2050 indican aumentos de entre 1 y 3 grados centígrados y disminuciones en la precipitación media anual de entre 5 y 10 por ciento. “Tal condición llevará a disminuciones en la disponibilidad natural media del agua por aumento en la evapotranspiración de entre 5 y 15 por ciento, dependiendo de la región.”

Las regiones más afectadas en el sector hídrico —destaca el documento— serán la noroeste y la norte, aunque en todo el país el grado de presión sobre al agua aumentará. Prevé que Baja California y Sonora, llegarán a niveles muy críticos de presión sobre el recurso agua, a menos que se inicien desde ahora acciones que reduzcan las extracciones de los acuíferos y que optimicen el uso del agua superficial.

En relación con la vulnerabilidad advierte que los esquemas tradicionales de manejo y gobernabilidad del agua, sumado al rápido crecimiento de la demanda, han llevado a sobreexplotación de los acuíferos y de las fuentes de agua superficial. Además, la contaminación de los cuerpos de agua reduce la disponibilidad del líquido y los cambios de uso de suelo reducen las zonas de recarga.

Refiere que la agricultura aún es el mayor usuario del agua y los sistemas de riego son poco eficientes, los costos de bombeo del agua para el sector agrícola son muy bajos por lo que no se ha llegado a mejores niveles de eficiencia en el uso del recurso y esto ha provocado que gran parte de los acuíferos del país estén sobreexplotados.

Sumado a ello, el sector industrial y las zonas urbanas no cuentan con suficiente infraestructura para tratar las aguas residuales, por lo que una sequía prolongada tendría graves consecuencias.

Bajo las condiciones actuales se tiene una “muy fuerte” presión sobre el agua en la región noroeste del país y la situación es crítica en la cuenca del Valle de México, donde el volumen concesionado excede la disponibilidad natural media por lo que hay que traer agua de otras regiones hidrológicas. El grado de presión es fuerte en la parte norte del país, media-fuerte en la región del Lerma Chapala y es moderada o escasa en la parte sur del país donde el recurso es abundante.

Frente a este panorama el INE indica que las opciones de adaptación del sector requieren de medidas tecnológicas como la recuperación de los acuíferos, la limpieza de los cuerpos de agua, nuevas tecnologías de tratamiento de aguas residuales o de riego. Asimismo acciones en el manejo, incluyendo programas de cultura del agua, aprovechamiento de información climática para proyectar su disponibilidad, y crear conciencia entre los usuarios sobre el valor real del recurso.

Fuente: ImagenAgropecuaria.com