Urge atender el grave problema del agua en México - Imagen Agropecuaria

Urge atender el grave problema del agua en México

218

El primer mandatario también anotó que hay un grave problema de tratamiento y saneamiento, ya que se descargan diario 15 mil 600 millones de litros de aguas negras y sólo se tratan poco más del 36 por ciento de agua residual,  en unas mil 500 plantas municipales.

Felipe Calderón señaló que “todos los días estamos tirando agua sin tratar, agua sucia, que equivale a tres veces la dotación de agua diaria para la zona metropolitana de la Ciudad de México”. Esto ha ocasionado el deterioro de ríos, lagos y acuíferos en todo el país.

En la presente administración –añadió– hemos puesto en operación ocho plantas de tratamiento con una capacidad de 260 millones de litros diarios y en lo que resta del año entrarán en operación otras adicionales para una operación conjunta de 216 millones de litros diarios.

Instruyó a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) a impulsar el uso eficiente del agua en la agricultura a través de la tecnificación y modernización de los sistemas de riego, donde se emplea el 77 por ciento del agua disponible en México, es decir, casi ocho de cada 10 litros.

El presidente coincidió con el director general de la Conagua, José Luis Luege Tamargo, en la necesidad de cambiar el riego rodado, donde la eficiencia es de 20 a 30 por ciento y además deslava la parcela, por sistemas de riego por aspersión y goteo, que duplican o triplican la eficiencia en el uso de este recurso.

Calderón Hinojosa apuntó que en desiertos de países como Israel o regiones de México, como Baja California y Baja California Sur o Sonora “han podido florecer verdaderos vergeles. Eso se puede hacer si cuidamos el agua que tenemos y si la tecnificamos; es insostenible seguir con el esquema actual de uso del agua”.

El presidente recordó que hoy casi 11 millones de mexicanos todavía no cuentan con agua potable y poco más de 14 millones no tienen drenaje y alcantarillado, “quizá atenderlos es la primera de las tareas en todos los retos en materia de agua”.

Felipe Calderón hizo referencia a que el cambio climático ha planteado un nuevo reto, la temperatura ha aumentado en todo el mundo y como consecuencia estamos viendo estas variaciones climáticas cada vez más preocupantes.

La temperatura en México, ejemplificó, en promedio ha aumentado. El pasado mes de enero se registro la más alta en toda la historia del país. Además, en un mismo año podemos tener sequías prolongadas y en otros las tormentas y huracanes son tan fuertes que “arrancan cerros completos y barren con poblaciones enteras”.

Por otra parte, destacó que México ha superado los Objetivos del Milenio, pactado entre países de la Organización de las Naciones Unidas, ya que entre los años 1990 y 2006, la población mexicana con agua potable aumentó del 78 a casi 90 por ciento; y en saneamiento, la cobertura de alcantarillado pasó del 61 al 86 por ciento. Con esto se rebasó la meta planteada hacia el 2015, pero no es suficiente, sino que el objetivo es que cada mexicano tenga en su casa una llave de agua potable y drenaje.

José Luis Luege habló de los contrastes que existen en cuanto  la disponibilidad media de agua en el mundo, ya que en el caso de Canadá es de 90 mil metros cúbicos por persona al año, mientras que en Medio Oriente y el norte de África la cifra disminuye hasta 700 metros cúbicos.

En la tabla de disponibilidad en el mundo, indicó, se estableció la cifra de cinco mil metros cúbicos como la parte media. México en 1955 disponía de 11 mil millones de metros cúbicos y hoy, con una población cuatro veces más alta, es de 4,400 metros cúbicos por habitante al año. “Si a esto se suma la ineficiencia, el desperdicio y la falta de conciencia, de manera definitiva iremos a una situación grave”, advirtió.

Por ello, el director de Conagua aseguró que el gobierno federal tiene tres metas fundamentales: tratamiento de todas las aguas negras municipales y su reuso para los sectores agrícola, industrial y urbano; la tecnificación de riego agrícola, ya que se usa más del doble de agua que en países desarrollados y, por último, aprovechar los escurrimientos en las diferentes regiones del país.

Pequeñas obras

Al inaugurar la presa El Barreto, donde existieron graves conflictos por el vital líquido, el primer mandatario expresó que “el agua tiene un enorme sentido más que económico, un sentido social y humano”

Calderón Hinojosa aseveró que “un país tan grande como México no sólo requiere grandes obras como las que se hacen o se han hecho en nuestro país como la presa de El Cajón, como la presa de La Yesca, que estamos iniciando, como muchas otras, sino más bien requiere muchas, muchas pequeñas obras que estén al alcance y a la altura de la gente”.

La presa de almacenamiento El Barreto representó una inversión de 34 millones de pesos y tendrá una capacidad de almacenamiento de 372 mil metros cúbicos de agua de escurrimientos, que se pierden en época de lluvia. La obra permitirá irrigar 118 hectáreas, en beneficio de 475  productores.

El Barreto es parte de un proyecto de cinco presas, tres ya terminadas, una se está construyendo y la última se va a iniciar este mismo año. Todo el sistema de Amatzinac tendrá una capacidad de 2.2 millones de metros cúbicos, que va a beneficiar a 900 familias en los municipios de Zacualpan de Amilpas, Temoac, Jantetelco, Jonacatepec y otras localidades del estado de Morelos.

Ahí, Felipe Calderón ofreció apoyo al gobernador de la entidad, Marco Antonio Adame Castillo, para sanear el Río Apatlaco, mediante un compromiso conjunto.