Las mil y una propiedades nutritivas del pollo

www.imagenagropecuaria.com 8 junio 2008
Autor:
Sección: Alimentos Sanos

El pollo es un alimento de origen animal con elevado contenido de proteínas, caracterizadas por tener un equilibrio excelente de aminoácidos esenciales, que el organismo humano no puede biosintetizar, pero que requiere para cumplir sus funciones vitales, como formar y reparar tejidos, estimular el crecimiento, cicatrizar heridas o proteger el sistema nervioso y la piel, explica la especialista María Elena Sánchez Pardo.

Como integrante del Instituto Nacional Avícola (INA) detalla que esta ave también contiene grasas o lípidos –que muchas personas hoy no quieren consumir por problemas de elevado colesterol en sangre o porque no quieren subir de peso–, pero que requieren porque contienen glicéridos y ácidos grasos, los cuales aprovecha el cuerpo y son esenciales —como el ácido linoleico.

La también maestra en ciencias y tecnología de alimentos del IPN, asevera que el problema del consumo de grasas es el exceso. El pollo tiene la gran ventaja de poder eliminarla ya que se concentra en la piel, que en todo caso es muy nutritiva y contiene pigmentos naturales.

Otro beneficio es que este alimento no tiene casi hidratos de carbono, azucares, por lo que se recomienda a personas con problemas de alto niveles de glucosa en la sangre.

Pero el pollo también tiene —puntualiza la investigadora politécnica— vitaminas del complejo B, como tiamina, rivoflavina, ácido pantoténico y minerales como el zinc, que ayudan mucho al crecimiento de los huesos en los niños; fósforo, que es vital para el proceso de respiración; además de sodio y potasio.

Un aspecto importante —anota Sánchez Pardo— es que en alimentos de origen animal es más fácil que el organismo aproveche los minerales que aquellos presentes en vegetales.

Beneficios hasta en las vísceras

En cada parte del pollo existe una composición diferente, la pechuga es más seca, con menos grasa; la pierna y muslo tienen más agua y poco más de grasa y pigmentación, además su valor nutritivo es distinto y tiene más minerales.

Incluso, señala la investigadora del INA, las vísceras tienen valor nutritivo: la molleja contiene acetil colina que sirve para sintetizar células del sistema nervioso y estudios demuestran que el consumo de ésta disminuye problemas de Alzheimer o demencia senil; las patas de pollo son una fuente excelente de calcio y proteína; el hígado tiene vitaminas, minerales y ácido fólico.

Sánchez Pardo expone que en México falta mucha información técnica en materia de alimentación, por ello el INA tiene la función de divulgar las ventajas nutritivas del huevo y el pollo, que además son de los alimentos más económicos y accesibles para la población en general.

Entretexto…

“El pollo y huevo son alimentos funcionales, porque con una tecnología se pueden aprovechar todas las ventajas que tienen, en lo que hoy se conoce como gastronomía molecular”