Áreas Naturales Protegidas, opción en Semana Santa - Imagen Agropecuaria

Áreas Naturales Protegidas, opción en Semana Santa

227

Las ANP son regiones terrestres o acuáticas, representativas de diversos ecosistemas (bosque, desierto, selvas, manglares) y ambientes naturales que no se han visto alteradas por la actividad humana, y constituyen el patrimonio biológico de México. Su belleza natural las hace ideales para realizar actividades recreativas, mientras que su flora y su fauna tiene un gran valor histórico, científico y educativo.

Dentro de las ANP existen varias categorías: Reservas de la Biósfera, Parques Nacionales, Monumentos Naturales, Áreas del Protección de Recursos Naturales, Áreas de Protección de Flor y Fauna y otras; las cuales aun cuando se encuentran bajo esquemas de protección para conservar una variedad de ecosistemas, tienen zonas abiertas a la práctica del Turismo Ecológico –también llamado Ecoturismo– no sólo para los apasionados de la naturaleza, sino para todo público.

Las 166 ANP con las que cuenta nuestro país ofrecen al visitante  la posibilidad de conocer una extensa gama de flora y fauna, como por ejemplo ballenas (Ojo de Liebre, San Ignacio, Bahía Magdalena, y Guerrero Negro, en Baja California Sur); mariposa Monarca (Estado de México y Michoacán); flamencos, jaguares o tortugas (Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an en Quintana Roo) o bien lobos y cactus milenarios en el Parque Nacional Cumbres de Monterrey, por mencionar algunos.

Aquí te ofrecemos algunas opciones de ANP´s que puedes visitar en estas vacaciones si aún no te has decidido por algún sitio en particular.

Desierto de los Leones

Esta zona es considerada el área protegida más antigua de nuestro país, pues ya en 1876 se le declaró zona de reserva forestal con el fin de proteger sus manantiales, por ser una importante captadora de agua de lluvia y proveedora de ésta para el Valle de México. En 1917 se convirtió en el primer parque nacional.

En este sitio se pueden realizar días de campo, campismo, excursiones, caminatas y observación de su flora (compuesta en su mayoría por coníferas, oyameles, pinos y abetos) y su fauna (pequeños mamíferos como ardillas, tlacuaches, conejos y algunas decenas de aves).

Además del bosque y sus pequeñas cañadas, uno de los más grandes atractivos que se pueden encontrar aquí, es el monasterio y varias ermitas construidas durante el siglo XVII por monjes de la Orden de El Carmen.

Se encuentra a tan sólo 23 kilómetros del área de San Ángel, en el Distrito Federal y 60 de la ciudad de Toluca. Por su clima frío se recomienda llevar ropa abrigadora.

Parque Nacional Del Chico

La belleza de los bosques hidalguenses se enraiza en un subsuelo rico en minerales, del cual se extraía plata y oro en cantidades copiosas hasta el siglo XIX.

En contraste con el pasado, la minería y otras industrias extractivas tienen ahora menos importancia frente al creciente turismo que cada fin de semana recorre los bosques del llamado Corazón de la Montaña, que tiene como destinos principales la pintoresco Pueblo Mágico de Real del Monte, a tan sólo 10 kilómetros de Pachuca; y el tradicional pueblo Mineral del Chico, a 22 kilómetros de la capital hidalguense.

Es precisamente en éste último lugar donde el presidente Porfirio Díaz declaró la primera área natural protegida en México, aunque su nombre y categoría oficial actual es Parque Nacional del Chico.

En este sitio, cuya altura oscila entre los 2,300 y 2,600 metros sobre el nivel del mar se pueden llevar a cabo días de campo, practicar caminata, senderismo, observación de flora y fauna, escalada en roca, bici de montaña, rappel y safari fotográfico.

El lugar es muy frío y con vientos considerables; hay que  llevar ropa térmica, tenis o calzado cómodo, sombrero e impermeable; cámara fotográfica, ya que el lugar es excelente parapara apreciar panorámicas del Parque Nacional y del pueblo; se recomienda no escalar las rocas sino se cuenta con la experiencia ni el equipo adecuado.

Cabo Pulmo

Ubicado frente a las costas del municipio de Los Cabos, al sureste del estado de Baja California Sur, este Parque Marino Nacional, es un lugar totalmente accesible, en donde los amantes del buceo deben prepararse muy bien, debido a sus aguas frías durante la mayor parte del año, por lo que es imprescindible utilizar traje de neopreno para admirar maravillas marinas como cardúmenes de peces plateados, fugaces mantarrayas y peces multicolores.

El arrecife de Cabo Pulmo constituye uno de los pocos y raros arrecifes emplazados en el área del Pacífico este, y sus formaciones coralinas son las únicas que se han desarrollado en estas aguas, lo cual representa un tipo de hábitat con características ecológicas notables, que le confieren una gran importancia regional por su alta productividad biológica.

En el fondo se encuentra parte de una terraza marina que data de tiempos geológicos que suman millones de años, por lo que se cree que quizá este sea el más antiguo en el Pacífico americano, según los restos paleontológicos identificados recientemente. Evite a toda costa tocar las bellas colonias coralinas, pues se trata de organismos microscópicos de crecimiento sumamente lento y que en estas aguas, menos cálidas que las del Caribe, alcanzar la talla que hoy ostentan llevó muchos miles de años.

Cabo Pulmo se localiza a 173 kilómetros de La Paz, 90 de San José del Cabo y a 193 kilómetros de Cabo San Lucas; su clima es cálido, seco y ligeramente extremoso;  y su  temperatura media anual es de 23 grados centígrados.

Lagunas de Montebello

El Parque Nacional Lagos de Montebello es uno de los refugios y zonas de protección más importantes del estado de Chiapas.Esta área la integran más de 60 lagunas de diferentes tamaños y distintas tonalidades (turquesa, azul y verde) que dan fama al lugar, que se ubica en el corazón de las selvas del sureste chiapaneco, junto a la frontera con Guatemala.

Su sola contemplación justifica la visita; no obstante, además de nadar en sus transparentes aguas, también conviene caminar por sus veredas, rodeadas por exuberante vegetación de helechos, robustos pinos y encinos, y por esbeltos liquidámbares cubiertos de orquídeas y bromelias.

No pierda la calma cuando un grupo de monos araña o ardillas voladoras se le acerquen desde la copa de los árboles; o cuando sus pies se hundan en una madriguera cavada por algún tepezcuintle, armadillo o puerco espín.

Ubicado a 55 km al sur de la ciudad de Comitán, este producto de la erosión y disolución de la roca caliza constituye, junto con cenotes, lagunetas y algunas grutas, uno de nuestros más increíbles parques nacionales.

Se encuentra comunicado por transporte de pasajeros, y cuenta con servicio de restaurante; para admirar los más bellos tonos del agua, entre noviembre y abril visite las lagunas más accesibles, como Bosque Azul, Montebello Pojoj, Tziscao y San Lorenzo. También dentro de los límites del parque podrá admirar un conjunto de monumentos mayas y visitar la gruta de San José.

Sus principales lagunas son Ensueño, Montebello, Cinco Lagos, La Encantada, Esmeralda, Pojol y Tziscao, que ofrecen la oportunidad de pasear en caballo o en bici de montaña, nadar –sólo en algunas lagunas-, caminar por los senderos que se internan en la vegetación, navegar en balsa o en kayak, conocer el arco natural de San Rafael, bajo el cual las aguas de un arroyo desaparecen repentinamente y explorar varias grutas.

Para llegar a esta región se toma la carretera 190, en la ruta San Cristóbal de las Casas-Comitán, de aquí salen autobuses hacia el parque; a 15 km de este poblado, a la altura de La Trinitaria, hay un camino que lleva a la laguna del Bosque Azul. En el km 36.6 encontrará la desviación que lleva a Tziscao y otras lagunas. De San Cristóbal de las Casas a Comitán  existen 88 kilómetros y de ahí a Montebello 55 .

Entre los servicios con los que cuenta el lugar está el albergue, mesabancos, seis quioscos, sanitarios, caseta de vigilancia, vivero, miradores y dos cabañas.

Bosque de la Primavera

Localizado en el estado de Jalisco, está Área Natural Protegida concentra a 950 especies de plantas y 106 de animales terrestres.

Uno de los sitios más conocidos y visitados es Río Caliente y la antigua zona de balnearios; lugar que ha sido visitado por paseantes los fines de semana. Varias generaciones han realizado inolvidables días de campo y paseos por esta zona de aguas termales donde un arroyo recorre parte de la reserva a lo largo de varios kilómetros. Se puede practicar caminata, ciclismo, campismo y paseos en auto.