Con métodos de siembra logran altos rendimientos en maíz de Sinaloa

El cultivo de maíz en Sinaloa puede alcanzar un potencial de rendimiento de 22 toneladas por hectárea bajo condiciones controladas y con la utilización de arreglos topológicos, según investigadores de la Universidad de Iowa.

Con el proyecto capacitación a productores agrícolas, a través de la tecnología de métodos de siembra, en el norte de la entidad se han logrado rendimientos de hasta 19 toneladas por hectárea, con el método de surcos estrechos a 50 centímetros, y de hasta 18 toneladas por hectárea, con el método de doble hilera en surcos de 80 centímetros.

De acuerdo con información difundida por la Fundación Produce Sinaloa (FPS), con la aplicación de las siembras en surcos estrechos y de doble hilera es factible el logro de incrementos en los rendimientos, en la medida en que se aprovechen mejor los espacios físicos en el terreno de cultivo.

Lo anterior debe estar acompañado con un buen manejo, es decir, no rebasar la densidad de 125 mil semillas por hectárea, fertilizar de acuerdo al requerimiento en función del análisis de fertilidad de suelo y manejar oportunamente los riegos de auxilio, ya que si se somete el cultivo a condiciones de estrés, se pierde el potencial que ofrece el sistema de siembra.

Características de los métodos de siembra

El Centro de Validación y Transferencia de Tecnología de Sinaloa detalla que mediante el manejo de siembras en surcos angostos (50 cm) y de doble hilera en surcos de 75 y 80 cm se presenta un cierre anticipado de cultivo.  Al modificarse la distribución espacial de las plantas se reduce el sombreo mutuo entre las hojas durante su etapa de expansión, por lo que se logra una cobertura más rápida del suelo.

Esta cobertura más temprana permite conseguir mayor eficiencia en la intercepción de la luz, del suelo y de nutrientes en el cultivo, respecto de la eficiencia lograda con las siembras en surcos convencionales de hilera sencilla, con separación de 75 y 80 cm.

El método permite incrementar la densidad de plantas por hectárea, al manejar poblaciones de 100 mil plantas o más, pero brindándoles una mejor distribución en el terreno, para esto se debe realizar la siembra con una sembradora de doble hilera o, bien, con una sembradora convencional de siembra en hilera sencilla para surcos a 50 cm.

Esta tecnología consigue, además, obtener una disminución de los problemas de acame y plantas improductivas, que se traduce en mayores rendimientos por hectárea.

Surcos de 80 cm con doble hilera

Este método permite formar 120 surcos en una hectárea (100 m x 100 m), con cinco semillas por metro en cada hilera; la separación entre hileras es de 20 y 60 cm para una población de 125 mil semillas por hectárea.

Es en la separación de 60 centímetros por donde se realizan las labores de cultivo, fertilización y riego. La cama de siembra es de 80 centímetros y la separación entre semillas es de 20 centímetros.

Siembra a 50 cm

Está técnica permite colocar 200 surcos por hectárea (100 m x 100 m), con seis semillas por metro lineal, para una población de 120 mil semillas, en donde la cama de siembra es de 50 cm (espacio que se utiliza para hacer las labores de cultivo, fertilización y riego) y la distancia entre semillas es de 16 cm.

Selección del híbrido a sembrar

Al momento de aplicar cualquier método de siembra se debe de tomar en cuenta que se incrementará el número de semillas y, por consecuencia, el número de plantas por hectárea.

Para altas poblaciones (arriba de 110 mil plantas por hectárea) se recomiendan híbridos de porte bajo, hojas semi-erectas, con altura de mazorca en la parte media de la planta, tolerantes a plagas y enfermedades, adaptados a la zona y con alto potencial productivo.

Fuente: FPS