¿Maíz azul para combatir obesidad? - Imagen Agropecuaria

¿Maíz azul para combatir obesidad?

368

Científicos mexicanos obtienen resultados positivos en el combate a la obesidad.

Además de haber hallado propiedades benéficas del maíz azul contra enfermedades crónicas, nuevos estudios científicos han dado resultados positivos en el combate a la obesidad.

En los ensayos realizados con maíz azul en roedores se observó un efecto positivo en hígado graso no alcohólico. Esta información sugiere que el maíz azul es un producto potencial para ser empleado como nutracéutico, lo cual brinda un valor agregado a este cereal básico en la dieta de los mexicanos, expresa la doctora Rosa Isela Guzmán Gerónimo del Instituto de Ciencias Básicas de la Universidad Veracruzana (ICBV), que en conjunto con investigadores del CIIDIR-IPN unidad Oaxaca y UNIDA-ITVER, realizaron los estudios.

Los científicos encontraron que al cabo de un mes de administrar el extracto de maíz azul, los animales con síndrome metabólico inducido mostraron valores normales de presión arterial, se observó una reducción en los niveles de triglicéridos y aumentaron significativamente los niveles de colesterol-HDL o “colesterol bueno”, así mismo disminuyó el tejido adiposo abdominal en 31 por ciento.

En entrevista con www.imagenagropecuaria.com, Rosa Isela Guzmán expuso que los malos hábitos alimentarios, en particular una dieta con alto contenido de ácidos grasos saturados, sodio y azucares, unida al sedentarismo, son factores de riesgo determinantes para la presencia del síndrome metabólico, que está cobrando gran importancia como problema de salud pública principalmente por favorecer la aparición de la diabetes, dislipidemia, hipertensión arterial e hígado graso no alcohólico.

El color del maíz azul –explicó— lo dan las antocianinas, que son antioxidantes naturales y que diversos estudios indican que éstas poseen un efecto protector significativo ante enfermedades crónicas como ateroesclerosis, hipertensión arterial y diabetes mellitus.

El síndrome metabólico –indicó– comienza cuando se eleva la presión arterial, aumentan los niveles de triglicéridos, el colesterol bueno disminuye, hay un efecto de glucosa en sangre y la resistencia a la insulina también resulta afectada.

Por ello, el estudio referido suministró el sustrato del maíz azul a ratas obesas, lo cual dio como resultado que su presión arterial se normalizó, aumentó su colesterol bueno; mientras que la grasa abdominal y el hígado graso disminuyeron.

La investigadora destacó que un estudio de 2012 revela que 2.4 por ciento de los mexicanos tienen tendencia a la obesidad, por lo que los resultados en laboratorio son alentadores y hasta el año siguiente se estarían haciendo prueba en humanos.

El estudio inició con el maíz azul de la raza mixteco, pero han ido incluyendo otras razas, señala la doctora Guzmán Gerónimo, quien destaca que el Tecnológico de Monterrey está haciendo estudios sobre las propiedades del maíz en proteína y los chinos con maíz morado.

La doctora manifiesta que este tipo de investigación requiere mayores apoyos, porque en esta etapa están involucrados unos seis doctores y es gracias a que todos ellos aportan sus recursos que se han logrado hacer estas investigaciones; no hay recursos del Conacyt o la Sagarpa, por ejemplo.

En nuestro país, el maíz azul se consume como tortilla en estados como Oaxaca, en la zona de la mixteca; Veracruz en Jalapa; Estado de México, Querétaro, San Luis Potosí y Jalisco.

_______________________________________________________

Maíz azul

*México es el centro de origen y biodiversidad del maíz. La diversidad genética encontrada en esta especie es una de las mayores en el mundo. Formando parte de esta diversidad, se encuentran los maíces de grano pigmentado como el maíz azul, cuyo color se debe a las antocianinas, compuestos que poseen propiedades antioxidantes.

*La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 (ENSALUT), refiere que en México la prevalencia de hipertensión arterial fue de 31.5 por ciento.