Mercado global de semillas creciente - Imagen Agropecuaria

Mercado global de semillas creciente

312

Supera los 10 mil mdd/ el tratamiento de semillas alcanza 3 mil mdd

Tlaquepaque, Jalisco.- En la última década, el mercado de semillas ha observado un crecimiento muy dinámico en el ámbito mundial y hoy supera 10 mil millones de dólares (mdd), lo cual responde a la necesidad de los países a producir más alimentos en menor superficie.

A la par el rubro de tratamiento de semillas, que de acuerdo con especialistas permite un mejor desarrollo de las mismas y mayor resistencia a plagas y enfermedades en las primeras etapas del cultivo, alcanza los 3 mil mdd.

En el marco de la inauguración del Seed Care Instituto en este municipio, primero en México, se informó que del mercado de semillas Europa absorbe más de seis mil mdd; América 3 mil mdd y Asia mil mdd. Sudamérica sobresale por su alta tasa de crecimiento en exportación de semillas.

En entrevista, Ioana Tudor, directora global de Seedcare, estimó que tan solo el mercado de tratamiento de semillas en el mundo representa 3 mil mdd, donde Syngenta absorbe 30 por ciento de este nicho, unos mil 100 mdd.

Hizo hincapié en que durante los últimos diez años ha habido un crecimiento anual de 6 a 7 por ciento en tratamiento de semillas, aunque anticipó que habrá un crecimiento menor, debido a los bajos precios de los commodities el año pasado y lo que va de 2015, lo que ocasionará que se ralentice un poco el crecimiento.

En tanto, el director ejecutivo de Seed Association of the Americas, Diego Risso, destacó que los productores difícilmente serán competitivos sino manejan tecnologías y la semilla es un portador de ésta. Sin embargo, hizo énfasis en que en algunos países  las regulaciones hacen que tecnologías no lleguen tan rápido a manos de agricultores y queremos que éstas se basen en ciencia y no en política.

En este marco apuntó que el mercado de semillas muestra un crecimiento vertiginoso y supera los 10 mil mdd en el ámbito mundial, debido al dinamismo de la agricultura que se está tecnificando cada vez más, porque ante el aumento de la población debemos producir mayor cantidad de alimentos, en menos tierra y de manera sostenible, y la comida sale de una semilla.

En respuesta a cuestionamientos que hizo uno de los asistentes sobre el uso de semillas transgénicas, Diego Risso consideró que si los gobiernos de las naciones deciden que éstos son seguros, siempre respetando regulaciones nacionales, la biotecnología es positiva.

Las empresas –añadió– no quieren negocios de corto plazo o que traiga perjuicios al productor o al país, porque de los contrario van a desaparecer. “Todas las empresa buscan defender sus intereses, su objetivo es el lucro y eso no lo vamos a desconocer, hacer dinero; pero a nadie le sirve hacer negocio a costa de que el productor pierda. Ninguna empresa, ni Monsanto ni ninguna, no querrán hacer algo que genere perjuicio en el corto, mediano y largo plazos”.

Desde la óptica de Risso puede haber coexistencia entre los organismos genéticamente modificados y los materiales criollos o tradicionales.

El experto comentó que Sudamérica y Latinoamérica están por delante de Europa, África y Asia, porque son vistos como la región con potencial para producir alimentos porque tienen la tierra disponible, por lo que necesitamos acceder a la biotecnología.

Insistió en que en todos los países la industria de semillas reclama una regulación justa y transparente, porque en algunos países están basadas más en decisiones políticas que en decisiones técnicas y científicas. Lo que tienen que hacer los gobierno es regular para generar garantías de que los productos son seguros, buenos y traen un beneficio social para agricultores, medio ambiente y economía y que las regulaciones sean justas y basadas en ciencia.

Beneficios del tratamiento de semillas

Los expertos explicaron que el tratamiento de semillas trae muchos beneficios, sobre todo en países tropicales, donde la presencia de insectos, plagas y enfermedades es considerable, y es “espectacular”, ya que en algunos casos puede proteger hasta 90 por ciento del desarrollo del cultivo en las primeras etapas del cultivo.

Iona Tudor abundó en que para Syngenta el negocio de tratamiento de semillas significa entre 7 y 8 por ciento del volumen, y es un segmento de mercado que ha tenido un fuerte crecimiento en los últimos diez años, el cual inició en los Estados Unidos, luego siguió en Europa y hay un enorme crecimiento Latinoamérica.

Al referirse al Seedcare Institute, el primero en México, comentó que la aspiración es muy grande y la idea es que este organismo no sólo cubra las necesidades de este país, sino de toda la región Latinoamérica

seed careEn entrevista, Antonio Tejada, gerente del Seed Instituto, expuso que el tratamiento de semillas en México es utilizado por entre 50 y 60 por ciento de los agricultores, pero de éstos 15 por ciento lo hace en forma eficiente, además de que usan servicios básicos y tecnología de los años sesenta o cincuenta.

Por ello, recalcó, la idea del centro es empujar más la aplicación de los productos a nivel industria y en forma profesional, dar apoyo técnico a los clientes tomando en cuenta a los productores, ofreciéndoles semilla de alta calidad y nuevos desarrollos.

El tratamiento de semillas representa entre 20 y 30 por ciento del costo de producción y permite tener mayor productividad, dijo.

Javier Valdés, director de Syngenta México, añadió que el Seed Instituto contribuye a traer plataformas tecnológicas y poner la semillas accesible al agricultor y esto ayudará reducir la dependencia alimentaria que tiene el país.

Hizo alusión a que cuando los precios de las cosechas son bajos es cuando hay un mayor impacto en el agricultor por no usar tecnologías, ya que no usar una buena semilla o dar un buen tratamiento de semilla o protección de cultivos impactará en rendimiento y la “tecnología es el camino para compensar el bajo precio de las cosechas porque tendrá más rendimiento”.

La presencia del Seed Institute de México abarca Latinoamérica Norte hasta Perú y la región Caribe y es el tercero en América Latina, después de Brasil y Argentina. “Sus principales servicios son apoyar a los clientes en la adopción de nuevas tecnologías de tratamiento de semillas, ofreciendo servicios en el desarrollo de aplicaciones, soporte en el manejo adecuado de la semilla, la seguridad y el apoyo general de los productos”.