Agrohomeopatía vs roya del café - Imagen Agropecuaria

Agrohomeopatía vs roya del café

85

La Unidad de la Fuerza indígena y Campesina, que preside Rocío Miranda Pérez, aseguró que más allá de convocar a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación a que declare a la cafeticultura nacional en estado de emergencia, por la caída de 40 a 70 por ciento en su producción en los últimos tres años, a causa de los efectos nocivos de la plaga de la roya, es urgente recuperar esta planta productiva a través estrategias comprobadas de éxito como la “agrohomeopatía”.

En entrevista junto con productores de café en el estado de Guerrero, Rocío Miranda Pérez y Julio César Figueroa León, explicaron que esta práctica reduce hasta en un 90 por ciento los costos en los procesos de producción.

Por lo anterior, indicaron que es importante que las autoridades federales y estatales convoque a los investigadores de la Universidad Autónoma Chapingo quienes han venido trabajando con la agrohomeopatía en el estado de Guerrero en más de 200 hectáreas, en beneficio de 50 productores, ya que entre 2014 y 2015, se perdió hasta el 80 por ciento de la producción del café a raíz de la afectación de la roya en más de 40 mil hectáreas de la Costa Grande.

Así con la agroecología amigable, la roya puede combatirse de manera eficaz considerando que son más de medio millón de productores de 13 estados del país afectados por esta plaga que reclama acciones no de control sino de erradicación de la enfermedades que afecta al cultivo del café y daña la economía de las entidades cafetaleras.

Rocío Miranda y Julio César Figueroa, de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina explicaron que en las 200 hectáreas cafetaleras donde se está aplicando, en el estado de Guerrero, la Agrohomeopatía, se ha reducido el costo del fertilizante hasta en un  90 por ciento pues mientras el fertilizante comercial que contiene agroquímicos cuesta más de 150 pesos, el fertilizante elaborado por los productores conocido como “caldo gordones”, tiene un costo de 15 pesos.

 Indicaron que el “caldo gordones”, propuesto por investigadores de la Universidad Autónoma de Chapingo, se prepara a base de cal, ceniza y materia orgánica de árboles para proteger, con esta técnica, prevenir y combatir la roya del café.

Señalaron que esta práctica inició este mes y está contemplada para proteger hectáreas de café no solo en Guerrero sino también en Chiapas con el fin de beneficiar a los pequeños productores para que no estén dependiendo de los agroquímicos.

La Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina, aseguraron, desarrolla esta técnica económica y protege el fuente de empleo de los pequeños productores gracias al convenio con el Centro de Investigación Interdisciplinario para el Desarrollo Rural Integral.

Por ello, Rocío Miranda Pérez, Presidenta Nacional de UFIC, propuso hacer un Programa de Replantación de Cafetales para terminar con la roya y así recuperar la planta productiva del café pues alrededor de esta producción se desarrollan otros como la vainilla, el plátano, el pimiento y los cítricos.

Cabe recordar, dijo, que son más de 5 millones de mexicanos los que viven de la siembra y el beneficio del café, equivalente a la población completa de Chiapas o de Nuevo León.

A pesar de la crisis que vive el sector, todavía generan 897 millones de dólares de exportaciones al año, por eso la dimensión y trascendencia del café en México.

La cafeticultura es una industria de la que dependen directa o indirectamente más de 3 millones de mexicanos entre productores, jornaleros, obreros, empleados y participantes en la comercialización, además de sus familias.

Sin embargo, esta industria genera alrededor de 897 millones de dólares por año en exportaciones y atraviesa una grave crisis, consecuencia del brote de la roya, concluyó.

Fuente: Codics