En lactancia, México último lugar de Latinoamérica: UNICEF

México último lugar de Latinoamérica en lactancia: UNICEF

153

México ocupa el último lugar en lactancia en América Latina, por lo que urge reforzar el marco jurídico laboral para promover y proteger esta práctica y transformar el entorno hostil contra las madres, afirmó la representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Isabel Crowley, en la Cámara de Diputados.

Al participar en el foro “Lactancia Materna en México”, impulsado por la Comisión de Salud que preside el diputado Elías Octavio Íñiguez Mejía (PAN), la representante de Unicef agregó que es necesario ampliar la licencia por maternidad y flexibilizar las jornadas laborales.

“Alimentar a los niños con leche materna durante los primeros seis meses de vida y combinarla con otras comidas hasta los dos años, es la mejor fórmula de mantener niños sanos”, subrayó.

La lactancia, agregó, genera efectos positivos en las madres trabajadoras y en la economía familiar y nacional. Estudios Unicef refieren que las empresas pueden generar mayor productividad cuando facilitan la lactancia.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Salud, sostuvo que es necesario presentar una iniciativa para que las madres tengan el derecho a lactar, es decir, gozar de la posibilidad y de un horario por ley, para que llevar a cabo la alimentación de sus hijos.

Íñiguez Mejía indicó que sólo 1 de cada 7 recién nacidos en el país goza del beneficio de ser amamantado, por lo que es necesario dar mayor difusión a esta práctica que tiene grandes ventajas para madres e hijos.

Resaltó que en las mujeres reduce el riesgo de padecer cáncer de mama y cervicouterino, pero lamentó que sólo una de cada 10 mujeres amamanta a sus bebés.

Consideró contradictorio que México acupe el último lugar en América Latina en lactancia materna, pero el primero en obesidad infantil. “Algo está fallando y es preocupante que no se fomente esta alimentación aun cuando el hecho de amamantar no genera ningún gasto, ni se tiene que etiquetar recurso, solo se necesita orientación”.

Apuntó que es imprescindible proporcionar más información y difusión en medios masivos sobre el tema, y subrayó que desde la Comisión de Salud se impulsará una mayor investigación al respecto.

La diputada panista, Teresa de Jesús Lizárraga Figueroa, consideró que es impensable que en un país donde hay tantos problemas de salud y padecimiento de enfermedades crónico-degenerativas, no se fomente la lactancia materna.

“Se deben plasmar leyes y reformas para fomentar esta práctica y ratificar el compromiso con las madres mexicanas, ya que es un aseguramiento para sus hijos”, expresó.

Por su parte, el diputado Guadalupe Hernández Alcalá (PRD) afirmó que es indispensable retomar políticas públicas para apoyar la lactancia en el país. Comentó que estás ya existen, pero hay que destinar más recursos para su difusión.

Asimismo, la diputada Araceli Madrigal Sánchez (PRD) resaltó que la leche materna contiene gran cantidad de nutrientes y los infantes no requieren otro alimento durante los primeros seis meses de su vida; además, tiene grandes ventajas económicas para las familias al no requerir fórmulas lácteas.

De Movimiento Ciudadano, la diputada Rosa Alba Ramírez Nachis, comentó que hay jornadas laborales extensas donde los patrones no dan oportunidad a las madres para alimentar a sus criaturas. “Debemos velar por que las leyes se cumplan y se generen espacios para lactancia, pues contribuye a combatir la desnutrición”.

La diputada Delia Guerrero Coronado (PRI) se pronunció a favor de la lactancia, ya que tiene grandes ventajas para madres e hijos. “Debemos estar atentos en proporcionar herramientas y legislar para promover dicha práctica”.

Por su parte, el director de Estudios Sociales del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados, Francisco Sales Heredia, comentó que un tema importante son los derechos de las madres en sus lugares de trabajo que, por ley, si cuentan con un empleo formal, gozan de beneficios como la llamada incapacidad por maternidad, que son los tiempos previos y posteriores al embarazo.

Indicó que en 2015 se contabilizaron 13.5 millones de mujeres en la Población Económicamente Activa (PEA); sin embargo, sólo 740 mil tienen servicios médicos vinculados a la seguridad social, y bajo ese contexto, dijo, los diputados deben adecuar las normas.

Explicó que de acuerdo con la Secretaría de Salud, siete de cada 10 personas que asisten a un hospital o clínica son mujeres; “ese dato nos dice que las mujeres necesitan atención prioritaria, pues poco más de un millón de ellas acude cada año por complicaciones en el embarazo”.

El presidente de la Confederación Nacional de Pediatría (Conapeme), Carlos Gilberto Alonso Rivera, subrayó que la lactancia es una herramienta fundamental para mantener la salud de los niños, pero es un gran reto, ya que esta práctica va en decremento.

Refirió que amamantar a los hijos fortalece su sistema inmunológico y propicia aspectos relevantes para el desarrollo emocional del infante. No obstante, manifestó, hay que tener en cuenta a las madres que trabajan y tienen otras responsabilidades, a quienes no se les facilita el camino para lactar.

“El país no se puede rezagar en esta materia. En indispensable invertir en educación y capacitación médica, en madres de familia, instituciones y espacios laborales. Es un compromiso que se debe hacer con las mujeres mexicanas”, agregó.

En la conferencia “Impacto económico de la Lactancia Materna en México”, la directora del departamento de Salud de la Universidad Iberoamericana, Teresita González de Cosío, explicó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna en los primeros seis meses de vida y se basa en los beneficios para el niño y la madre.

“Los primeros mil días en la vida de los seres humanos es un periodo donde la nutrición tiene efectos a largo plazo; la leche materna es más que una alimento, pues tiene, por ejemplo, las proteínas necesarias para el niño, que no tienen las fórmulas artificiales”, puntualizó.

Fuente: Cámara de Diputados