Defienden industriales de EU TLCAN y piden a Trump continuidad - Imagen Agropecuaria

Defienden industriales de EU TLCAN y piden a Trump continuidad

206

Además piden reducir barreras comerciales no arancelarias.

Ante la incertidumbre de una eventual renegociación o salida de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), organizaciones representantes de la industria alimentaria y agrícola estadunidenses, enviaron una carta al presidente de esa nación con miras en seguir trabajando dentro del NAFTA (TLCAN, por sus siglas en inglés).

En la misiva, fechada el 23 de enero, precisan que las exportaciones de  alimentos y productos agrícolas de los Estados Unidos han producido un superávit comercial durante casi cincuenta años.  El crecimiento constante durante este período fue de 130 mil millones de dólares en exportaciones, lo que generó 423 mil millones de dólares en la actividad económica de ese país en 2015.

Añaden que una clave de este éxito, relacionado con el comercio agrícola, “proviene de la colaboración con nuestros vecinos más cercanos. Juntos Canadá, México y Estados Unidos forman una de las regiones económicas más competitivas y exitosas del mundo”.

De igual forma, expresaron su deseo de cooperar con la nueva administración para “mantener la industria estadounidense competitiva, agregar puestos de trabajo y hacer crecer la economía de los Estados Unidos”, así como trabajar sobre la forma de modernizar el TLCAN, de manera que se preserven y amplíen los logros obtenidos.

Las organizaciones firmantes, organizadas en el marco del Diálogo para el Comercio de los Alimentos y la Agricultura de los Estados Unidos (U.S. Food and Agriculture Dialogue for Trade) representan a la industria alimentaria y agrícola de todo el país, quienes sostienen más de 15 millones de trabajadores.

“Con la productividad de la agricultura estadounidense creciendo más rápido que la demanda interna, la industria alimentaria y agrícola de los Estados Unidos -y las comunidades rurales que dependen de ella- dependen en gran medida de los mercados de exportación para sostener los precios y los ingresos”, sostiene el documento.

Indican que la industria es alimentaria y agrícola, es el corazón de América rural, proporcionando empleo a lo largo de la cadena de valor.

Expresan que las crecientes exportaciones se han convertido en “parte vital y una importante fuente de valor para la producción estadounidense”; además, en los últimos 25 años, la producción que ese exporta en todo el mundo ha aumentado de forma constante en términos de valor y volumen, lo que demuestra que las exportaciones de alimentos y agrícola, “son una parte exitosa y valiosa” de la economía de ese país.

Detallan que el éxito de esta relación comercial ha venido en gran parte de la cooperación económica, la integración y la alineación de políticas.

Aunque aseguran que aún subsisten importantes lagunas en el acceso de las exportaciones de los Estados Unidos, remarcan que el aumento del acceso a los mercados en el marco del TLCAN “ha sido una ganancia inesperada para los agricultores, ganaderos y procesadores de alimentos estadunidenses”, quienes han podido expandir sus exportaciones.

De igual forma, indican que las exportaciones de alimentos y agricultura de los Estados Unidos hacia México y Canadá se han más que cuadruplicado, pasando de 8 mil 900 millones de dólares en 1993 a 38 mil 600 millones de dólares en 2015.

Las organizaciones reconocen que existen que con algunas excepciones clave del sector que aún requieren atención, el comercio agropecuario y agropecuario intrarregional está ahora libre de restricciones arancelarias y de cuotas.

“Debido a estas mejoras en el acceso a los mercados, los sectores alimentario y agrícola de la región de América del Norte se han integrado mucho más, como lo demuestra el aumento del comercio de productos agrícolas y niveles sustanciales de inversión transfronteriza en los sectores agrícola y alimentario”, precisa.

Finalmente, piden a Trump que reduzca las barreras comerciales no arancelarias que continúan inhibiendo sus exportaciones al mercado norteamericano, así como para abordar las tarifas remanentes que impiden el acceso para algunos sectores de exportación estadunidenses.

Fuente: Eje Central