50 millones de envases de agroquímicos deambulan por agro mexicano - Imagen Agropecuaria

50 millones de envases de agroquímicos deambulan por agro mexicano

158

  • Esto equivale a más de 6 mil toneladas de envases anuales y se recolecta 50% de éstos, pero muchas veces no son tratados adecuadamente.

La Cámara de Diputados avaló el dictamen a la minuta que adiciona un artículo 47-K a la Ley Federal de Sanidad Vegetal, para establecer que las secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), y de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), promoverán la reducción de riesgos de contaminación durante la producción primaria de vegetales, mediante la recolección de envases vacíos de plaguicidas.

Su finalidad es fortalecer las buenas prácticas agrícolas, prevenir los riesgos de daño en la salud de los animales que consumen vegetales y de quienes se involucran en el manejo de plaguicidas, así como reducir perjuicios en los recursos naturales y el deterioro ambiental.

El documento, ratificado con 366 votos y turnado al Ejecutivo federal para sus efectos constitucionales, busca salvaguardar la fuerza laboral que se dedica al campo para la obtención de alimentos, así como realizar buenas prácticas agrícolas, hacer buen uso de agroquímicos y tener un adecuado manejo de envases vacíos de plaguicidas, para evitar todo tipo de riesgo sanitario y daño ambiental.

En la fundamentación del dictamen, el presidente de la Comisión de Agricultura y Sistemas de Riego, diputado Germán Escobar Manjarrez (PRI), señaló que Sagarpa, a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Alimentaria (Senasica), lleva a cabo el Programa Nacional de Recolección de Envases Vacíos de Agroquímicos y Afines, el cual tiene por objeto establecer el manejo adecuado e integral de recipientes agroquímicos que se utilizan en la producción primaria en el territorio nacional.

Argumentó que, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y a la Organización Mundial de la Salud (OMS),

los envases de plaguicidas que se han manejado incorrectamente son peligrosos para los seres humanos y para el medio ambiente, puesto que existe el riesgo de que los que están vacíos puedan ser utilizados para almacenar agua y alimentos, lo que podría provocar envenenamiento por plaguicidas, y los botes abandonados en la naturaleza pueden generar contaminación en los suelos y en afluentes subterráneas del agua.

En 2014, el Senasica, a través del Programa Nacional de Recolección de Envases Vacíos de Agroquímicos y Afines, contribuyó a la recaudación de tres mil 11 toneladas de residuos y para 2015 la meta fue de tres mil 300 toneladas.

El diputado José Refugio Sandoval Rodríguez (PVEM) expresó que la problemática de la reutilización de los contenedores de plaguicidas, los cuales en ocasiones son tirados en canales de riego, ríos, arroyos, barrancas, a campo abierto o simplemente son quemados o enterrados, es que se generan focos de contaminación al medio ambiente, situación que representa un riesgo para la salud de las personas, de la flora y de la fauna.

De acuerdo con información de la Cämara de Diùtados, estos envases se identifican como residuos peligrosos por haber contenido sustancias tóxicas derivadas de su misma composición química.