Acceso al agua no puede estar sujeta a reglas del mercado - Imagen Agropecuaria

Acceso al agua no puede estar sujeta a reglas del mercado

49

El acceso al agua no puede estar sujeta a las reglas del mercado, es un derecho humano, un bien universal y corresponde al Estado garantizarlo, coincidieron en señalar legisladores y expertos en la materia.

El presidente de la Comisión de Reforma Agraria, diputado Jesús Serrano Lora (Morena), sostuvo que la conservación de los mantos acuíferos debe ser una tarea que considere la participación activa de la población, además de buscar estrategias para aprovechar el líquido fluvial.

Durante el foro “Agua para todos, administrada por el pueblo”, el legislador enfatizó que el vital elemento no debe ser visto como una mercancía, ya que su acceso es un derecho humano establecido en la Constitución Política.

Explicó que México dispone del 0.1 por ciento del total de agua a nivel mundial, lo que determina que un porcentaje importante del territorio está catalogado como zona desértica y, por lo tanto, el recurso hídrico siempre será escaso.

Añadió que con las recientes reformas, donde se permite la participación de grandes empresas en materia energética y con el actual plan para desarrollar económicamente a la región sur-sureste, se debe ser cuidadosos para no afectar los mantos acuíferos.

“Debemos cuidar que las industrias que establecen sus plantas en el país se comprometan a cuidar el ecosistema, ya que muchas de ellas contaminan los recursos hídricos”.

Detalló que en el 2015, con una población de 117 millones de habitantes, la disponibilidad media por habitante se calculaba en 4 mil 28 metros cúbicos por año, y estimó que para el 2030, con el crecimiento demográfico y el deterioro de los cuerpos de agua, descenderá a tres mil 400 metros cúbicos.

En tanto, expuso que el consumo per cápita en el 2016 osciló 280 litros al día, mientras que el ramo hidroeléctrico gasta 180 millones 895 mil metros cúbicos de agua por segundo.

Manifestó que las áreas que consumen más agua en México son la agropecuaria, con cerca del 77 por ciento; la industrial y la de generación de electricidad, 13 por ciento, y el uso doméstico, 10 por ciento.

Serrano Lora indicó que en el sector agropecuario y el ámbito doméstico se desperdicia más el agua; por ello, consideró necesario realizar estrategias que fomenten la participación activa de la población sobre el cuidado del líquido y aprovechar la captación del de origen pluvial.

“El 57 por ciento del agua que consume el sector agropecuario se pierde por evaporación y por una infraestructura ineficiente de riego”, enfatizó.

Mencionó que de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el consumo agrícola ocupa el primer lugar con un millón 853 mil 347 metros cúbicos por segundo (m³/seg); el uso público urbano, 394 mil 502 m³/seg; el industrial 201 mil 262 m³/seg, y el servicios doméstico, acuacultura, industria y comercio, 300 mil m³/seg.

Paulino Solano Pineda, integrante de la Asociación de Ciudadano del Sistema de Agua Potable de Coyotepec A.C., afirmó se necesitarán 40 mil millones de pesos para asegurar el suministro de agua de la población del Valle de México en la próxima década.

Señaló que el gobierno favorece proyectos contaminantes de este vital líquido. De los 657 acuíferos que hay en el país, 104 son sobreexplotados y contaminados; 40 presentan degradación y 33 intrusión salina. “No se tiene un control. Hay sentencias judiciales incumplidas”.

La administración de los recursos naturales, dijo, tiene que incorporar a la ciudadanía, pues en los lugares donde los organismos operadores del agua tienen el control, es más cara el agua a diferencia de las regiones en la que población tiene injerencia. Además, sugirió aprovechar el agua de lluvia pues actualmente se usa sólo el 10 por ciento y el resto se manda al drenaje.

Alertó lo perverso de aprobar una nueva Ley de Aguas que no contemple a la ciudadanía; así lo establecen los tratados internacionales suscritos por el país y porque este líquido esta acaparado por las empresas transnacionales. Por ello, pugnó por elaborar un documento que considere el desarrollo urbano, la investigación, formación y transparencia con todas las aristas económicas, sociales y sustentables.

Estado de México e Hidalgo son enormes basureros

Patricia Galindo Alarcón, integrante de la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales de Tecámac, señaló que han convertido la zona nororiente del Estado de México y sur de Hidalgo “en un enorme basurero y no les importa el peligro para la gente que adquiera una vivienda en esta región”.

Comentó que “empleados y servidores públicos de Tecámac ocultan información sobre un relleno sanitario que se encuentra en Los Reyes Acozac, Tecámac, del cual se ha solicitado información y no se ha tenido respuesta, pero ya está sirviendo de sitio de disposición final de residuos sólidos urbanos”.

“En ese lugar, llevan toda la basura de Ecatepec y de los municipios aledaños a Tecámac, sin la mínima prudencia al medio ambiente ni el cuidado a los tres pozos de agua que están a menos de 500 metros cercano al tiro principal”, agregó.

En Tecámac se tienen dos problemas: la falta de voluntad política y el exceso de basura. “A las autoridades no les interesa resolver estos problemas y los ciudadanos proponemos que se haga un plan de basura cero en todo el Estado de México y cuenca del Valle de México”. Lo anterior, añadió, sería una forma fácil de hacerlo desde cooperativas comunitarias y proyectos productivos en donde se reciclen y se ocupe todo lo orgánico para abonar las tierras.

Alejandro Pohlenz Román, asesor de Pro-Agua, señaló que existe una preocupación en el tema del agua, debido a que el derecho humano a este recurso no puede estar sujeto a las reglas del mercado, “si es un bien universal es responsabilidad del Estado garantizar ese derecho”.

Indicó que hay ríos contaminados, las poblaciones llevan más de 30 años quejándose y no han obtenido solución. Este problema ha generado casos de muertes en niños, incrementos de cáncer y enfermedades orgánicas; sin embargo, sigue fluyendo el agua por estos ríos.

Consideró indispensable parar la aprobación de la Ley General de Aguas. “Si no lo paramos nosotros, después no nos lamentemos de cómo nos van aplicar la entrega del servicio de agua potable a todos los particulares”.

Arturo Hernández, vecino de Chiconautla, indicó que se tiene un basurero que correspondía originalmente al municipio de Ecatepec; posteriormente, empezó a recibir basura de la Ciudad de México, lo que va a propiciar la contaminación de los acuíferos.

Refirió que en el plan de desarrollo urbano municipal y regional se señala que las zonas de recarga hídrica son espacios no urbanizables; el Cerro de Chinonautla es una área de recarga hídrica regional y, por consecuencia, “se está violando el plan”. Además, se están perforando pozos de manera irracional, concluyó.

Fuente: Cámara de Diputados