Acusan a Cibiogem y CDI de confrontar y dividir comunidades en consulta de siembra de soya transgénica - Imagen Agropecuaria

Acusan a Cibiogem y CDI de confrontar y dividir comunidades en consulta de siembra de soya transgénica

489

Ante el representante del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, indígenas de la comunidad maya acusaron a la Cibiogem y la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), de no respetar los acuerdos en los que se había avanzado en el proceso de consulta en el caso de siembra de soya transgénica y de dividir y confrontar a las comunidades en este proceso.

La representante del Colectivo Apícola de los Chenes Campeche, Leydy Pech Martín, refirió que el pasado 27 de mayo en la sexta sesión de acuerdos previos de la consulta ordenada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre la liberación al medio ambiente de la soya transgénica, la secretaria ejecutiva de la Cibiogem, Sol Ortiz García, respaldada por la CDI, se retractó y desconoció un acuerdo previo de 34 comunidades indígenas en el sentido de ir juntas a la consulta, al argumentar que eso no se puede hacer.

De acuerdo con información del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CMDA), en la quinta sesión de acuerdos del pasado 25 de marzo, las comunidades, Cibiogem y CDI acordaron que todas las comunidades llevarían su proceso de consulta de manera conjunta como una unidad, por medio de sus representantes. Sin embargo, el sábado pasado, “la representante de CibiogemCibiogem, Sol Ortiz dijo que ese acuerdo no era válido y cuestionó la representatividad de los representantes de las comunidades pidiendo que todos presentaran sus actas de asamblea con las que fueron nombrados. Las comunidades pidieron avanzar con el plan de trabajo y le contestaron que ese tema ya había sido tratado y ellos habían comprobado y entregado sus actas o explicado los métodos de su elección como representantes por usos y costumbres, pero ella no permitió avanzar en la negociación del plan de trabajo”.

“Nos están discriminando al pedirnos representatividad de nuestras comunidades”, consideró Leydy Pech, quien expuso que en la consulta no se avanza porque la Cibiogem y la CDI no han querido tomar acuerdos y las propuestas de las comunidades indígenas involucradas no han sido aceptadas.

Asesores de las comunidades expresaron que “el cuestionamiento de la representatividad en esta etapa del proceso violenta el principio de buena fe que debe guiar todos los procesos de consulta indígena”.

En el Conversatorio: El derecho a la consulta de los pueblos y comunidades indígenas en México, realizado en el Senado de la República, ante representantes de organismos internacionales, de organizaciones sociales y legisladores, Pech expresó que Sol Ortiz trató de forma grosera a los representantes de pueblos indígenas, porque no tiene capacidad ni entendimiento de lo que es la interculturalidad ni de cómo entenderse con los otros.

Consideró que una consulta dónde no se escucha a los indígenas “se vuelve una faramalla”, solo un trámite, donde nuestra opinión no está tomándose en cuenta y nuestros derechos son atropellados y discriminados. Además están confrontando a las comunidades al hacer creer a los habitantes de éstas que nos oponemos al desarrollo al no querer la siembra de soya transgénica, que afecta la comercialización de la miel de abeja.

“Tenemos conocimientos ancestrales, sabemos y conocemos el manejo de recursos naturales; no estamos en contra de desarrollo, pero que nos tomen en cuenta, que nos pregunten, no somos invisibles”, sentenció.

Leydy Pech anotó que tampoco la Sagarpa ni Senasica se han querido sentar a dialogar con ellos. “Nuestros derechos están siendo violados por las propias autoridades”.
Asesores de las comunidades y observadores expresaron que el cuestionamiento de la representatividad en esta etapa del proceso violenta el principio de buena fe que debe guiar todos los procesos de consulta indígena.

El CMDA informó en un comunicado que “las comunidades refieren que la doctora Sol Ortiz, secretaria ejecutiva de la Cibiogem los insulta y amenaza a sus asesores en la sesión de la consulta, buscando romper el proceso y dividir a las comunidades”.

Señala que la sesión del pasado 27 de mayo, realizada en el territorio maya de los Chenes, se dio “entre chiflidos, insultos, e intimidación de aproximadamente 100 personas acarreadas de la comunidad de Iturbide y productores de soya transgénica” contra representantes de las comunidades y sus asesores.

“Los representantes de las comunidades externaron su preocupación de que la Cibiogem y CDI esté saboteando el proceso de consulta con la intención de dividir a las comunidades. Indicaron que durante la sesión, Sol Ortiz interrumpió continuamente a los representantes de las comunidades, y abusó de su tiempo para hablar. Además, durante la redacción del acta y frente a varias personas, Sol Ortiz amenazó a una de las asesoras legales de las comunidades. Sol Ortiz también trató de confundir a los asistentes diciendo que sólo había 15 comunidades presentes de las 34 que vienen al proceso de forma conjunta, aun cuando eran 29 comunidades presentes, suficientes para lograr acuerdos y avanzar en la consulta”, apunta el CMDA.