Apoya Procafé a quien no produce café - Imagen Agropecuaria

Apoya Procafé a quien no produce café

229

En medio de la crisis más severa que enfrenta la cafeticultura mexicana debido a la roya y una estrategia fallida de los programas de apoyo a la actividad cafetalera, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró anomalías en la entrega de apoyos del Procafé.

El organismo detalló en el informe de resultados de la cuenta pública 2015, que  mediante dicho  programa, enfocado al fomento del cultivo del café en México-, la Safgarpa entregó 204 millones 149 mil pesos en apoyos económicos a miles de personas que, o bien la dependencia no sabía si eran productores de café o  no sustentaron con documentos en qué gastaron esa ayuda del gobierno federal.

De dicha cantidad, que significaría un presunto daño al erario, la ASF acreditó que la dependencia otorgó 107 millones 015 mil pesos a un total de 48 mil 147 personas, las cuales no se encontraban inscritos en el padrón nacional cafetalero, por lo que la dependencia dio dinero a personas de las que “no tiene certeza” de que, en realidad, sean productores de café.

La afectación de la roya en México se reflejó en que en el ciclo 2014-15 las importaciones fueron de 1.8 millones de sacos de 60 kilos, alrededor de 1.4 millones de sacos de robusta y unos 400 mil de arábigos lavados, según  datos de la ANICAFE (NESTLE, AMSA, CALIFORNIA Y otras empresas).

Para dicho ciclo se estimó en el sector productor una cosecha de alrededor de 3.0 millones de sacos, de acuerdo con Fernando Celis Callejas, asesor de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras (CNOC)

Para el ciclo 2015-16, se estima una cosecha entre 2 y 2.3 (SAGARPA) millones de sacos. Según la ANICAFE las importaciones se elevaron a unos 3.2 millones de sacos, indicó.

Según la industria poco más de un millón de sacos de las  exportaciones son de café soluble. “México en el 2016 pasó a ser un país importador de café verde y exportador de café industrializado. El USDA maneja para el 2015-16 exportaciones de 850 mil sacos de café soluble y 200 mil de tostado y molido”, expone Callejas.

Pero, al parecer, los apoyos no llegan a los verdaderos productores.