Argentina puede ser "supermercado del mundo" - Imagen Agropecuaria

Argentina puede ser “supermercado del mundo”

65

En 10 años la Argentina va a llegar a producir 185 millones de toneladas de granos –la cosecha 2017 fue de 137 millones de toneladas– y aumentará en 30% la producción de carne (con un 70% de aporte del sector porcino).

“La Argentina puede ser efectivamente el supermercado del mundo porque la agroindustria es el principal motor de desarrollo en todo el país”, expuso el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de esa nación, Ricardo Negri

En el marco de la exposición AlimentAR destacó que la potencialidad del país en el mundo de los alimentos se vio en esta misma feria, en la cual en 2 días se cerraron negocios por más de 150 millones de dólares con compradores de todo el planeta.

“La oportunidad está. Hay que hacerlo en conjunto entre los privados y el Estado y poniendo todos los intereses sobre la mesa, no debajo de la mesa”.

 

Negri citó el problema de la falta de “transparencia” que no se refleja solamente en las irregularidades fiscales del sector sino en los problemas que genera el exceso de “burocracia”, que “implica que muchos estén en la clandestinidad”

“No vamos a ser un país federal en serio si no hay igualdad de oportunidad, que pasa por ejemplo simplemente en tener señal”, graficó.

El secretario llamó a reforzar las políticas para el agregado de valor que significa “generar empleo de calidad. Necesitamos empresas nuevas que asuman riesgos, por eso hicimos la Ley de Pymes que hoy permite generar una empresa de un día para el otro”.

Por el sector privado estuvo el presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios, Daniel Funes de Rioja, quien planteó las discrepancias de la Copal respecto de la reforma impositiva anunciada por el presidente Mauricio Macri, y enumerada por el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne.

“No estamos de acuerdo en que haya alimentos saludables y no saludables y mucho menos para penalizar fiscalmente y discriminando entre regiones. La industria de los alimentos ya paga 40% de impuestos internos y la de la bebida más de 50%; eso es costo que va al consumidor e incide en la competitividad”.

“Pero como dijo el Presidente –atemperó- todos tenemos que ceder un poco”. El presidente de Copal recordó que su cámara está integrada en 95%  por pymes y que “es federal en serio”.  “Si queremos desarrollo sustentable debemos tender a la generación en origen”, apuntó.