Aumento de 40 mil mdp a presupuesto del campo en 2018 plantean organizaciones campesinas - Imagen Agropecuaria

Aumento de 40 mil mdp a presupuesto del campo en 2018 plantean organizaciones campesinas

69

Organizaciones campesinas presentaron una propuesta de Presupuesto al Campo para 2018 el cual implica un aumento de poco más de 40 mil millones de pesos (mdp), reducir el carácter asistencial del PEC y crear un Fondo de Compras gubernamentales a pequeños productores rurales a través de DICONSA.

El secretario general de la Unión General Obrera Campesina y Popular, Luis Gómez Garay, argumentó que los pequeños agricultores generan más del 40% de la producción de granos básicos y brindan empleo a más del 60% de los jornaleros agrícolas; por ello demandamos que el presupuesto del PEC 2018 debe destinarse esencialmente a alentar y fomentar las actividades productivas y el bienestar de estos pequeños productores y no seguir orientándolo para favorecer  a las empresas trasnacionales que controlan la actividad productiva y comercial del campo mexicano.

“Demandamos que el Gobierno Federal y la Cámara de Diputados ponga como prioridad, en el ejercicio presupuestal, del PEC 2018, la producción de alimentos, en las tierras de los pequeños productores rurales y acabar con el hambre de 20 millones de campesinos e indígenas, que existen en el país, según el CONEVAL”, puntualizó en un comunicado.

Precisó que, junto con él, otros dirigentes campesinos se reunieron con la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados presidida por el diputado Estefan Chidiac Charbel para presentar la propuesta de presupuesto para el Campo para el ejercicio 2018.

Hicieron ver los dirigentes campesinos a los integrantes de la Comisión de Presupuesto que se recortaron que van desde el 40 por ciento a los productores de básicos, 30 por ciento a la cafeticultura, 15 por ciento a los estados del sur sureste, hasta desaparecer el ejercicio de concurrencia con los estados y se redujeron drásticamente los programas de apoyo a las mujeres rurales.

El dirigente de la UGOCP, consideró que el gobierno debe cambiar la visión que tiene de que los campesinos e indígenas solo se le deben otorgar subsidios por ser pobres; por el contrario se nos debe ver como productores de alimentos y gente que sabe preservar sus recursos naturales, por ello se debe fomentar nuestras actividades productivas, sociales y culturales, promover nuestra organización e integración social, producir los alimentos que resuelvan el hambre en el país.

En el campo mexicano, el 90% de los dueños de las más de cinco millones de Unidades de Producción Rural que existen, son campesinos con 20 hectáreas o menos y de estos, 3.5 millones poseen menos de 5 hectáreas.

En la propuesta de las organizaciones campesinas se plantea un componente de Desarrollo Productivo Sur Sureste para pequeños productores. Fortalecemos los componentes de El Campo en Nuestras Manos, el de Extensionismo y desarrollo de capacidades, el FAPPA, Fortalecimiento a Organizaciones Rurales, PROCAFE y PIMAF.

Asimismo propusieron reducir el carácter asistencial del PEC, garantizar la defensa del territorio de propiedad social y la producción de alimentos suficientes y nutritivos en el país, a partir de la agricultura campesina e indígena y el uso de energías renovables, garantizar la soberanía alimentaria y la planeación rural participativa, enfrentar y resolver la pobreza, por el hambre que impera en el campo mexicano, fortalecer el mercado interno de alimentos e invertir más en la producción nacional de alimentos y reducir los gastos de importación de estos.