Controlarán visitas a los santuarios de la luciérnaga para evitar daños - Imagen Agropecuaria

Controlarán visitas a los santuarios de la luciérnaga para evitar daños

179

Nanacamilpa, TLAXCALA.- En medio del bosque cuando empieza a obscurecer pequeños brillos aparecen poco a poco hasta que cientos de luces iluminan los bosques de Nanacamilpa, Tlaxcala. Se trata de las luciérnagas que en busca de su pareja revolotean por el lugar. Durante aproximadamente una hora es posible apreciar este espectáculo que desde el año 2010 se ha abierto al público.

Como cada año los pobladores de Nanacamilpa se preparan para recibir a miles de visitantes, del 15 de junio al 15 de agosto, llegan con la ilusión de apreciar este espectáculo natural. Para poder entrar al lugar es importante seguir las indicaciones de los guías, como caminar por los senderos, no usar lámparas, cámaras, ni hacer ruido, ya que todo ello ahuyenta e incluso mata a las luciérnagas.

De acuerdo con Sixto Guzmán, presidente del comité de vigilancia de Piedra Canteada el año pasado tuvieron la presencia de 10 mil visitantes durante los dos meses que dura el avistamiento de las luciérnagas. Por ello señaló, están haciendo estudios para saber cuántas personas deben recibir al día para no afectar el entorno y con ello al insecto.

Luis Ramón Galindo, guía del centro ecoturístico Santa Clara en San Felipe asegura que para el 2018 la entrada al lugar será con reservación, para tener un control de los visitantes ya que consideran que el humano es el principal depredador de ésta especie de escarabajo.

Para la conservación de los bosques de la región de Nanacamilpa  que comprende 4 mil 60 hectáreas, la Comisión Nacional Forestal (Conafor) ha destinado del 2013 a la fecha 15 millones 597 mil 475 pesos. El recurso proviene del programa Pago por Servicios Ambientales (PSA). El apoyo se ha dado a los ejidos de de San José, San Felipe Hidalgo, Lira y Ortega, la Sociedad de Producción Rural Fresh Forest y la Sociedad Piedra Canteada

Oyamel, encino y pino son las especies que se pueden encontrar en el lugar que se caracteriza por su clima templado y húmedo ecosistema característico para el santuario de las luciérnagas.

Sixto Guzmán nos cuenta que entre los trabajos que se realizan para la conservación del bosque y con ello a luciérnaga esta la poda, pastoreo, control de incendios forestales, están iniciando un vivero forestal para una capacidad de 150 mil árboles,  ya tienen plantados 31 mil en Piedra Canteada.

Entre la fauna del lugar podemos encontrar coyotes, gato montes, tlacuaches, teporingos y el venado cola blanca. Éstos dos últimos son especies en peligro de extinción en la zona, por lo que están realizando trabajos para su conservación, en el caso del venado los tienen en cautiverio para posteriormente reproducirlos.

Miguel Iglesias, responsable técnico del manejo de la vida silvestre de Piedra Canteada, comenta que para que el venado cola blanca pueda estar nuevamente en el bosque de forma libre, primero  tendrán que concientizar a la gente de la región para que no los cace de lo contrario no podrán reproducirse. Estima que será dentro de cinco años cuando puedan liberarlos. En la actualidad tienen cinco ejemplares en cautiverio y están en pláticas con otros ejidos donde tienen vendados para intercambiarlos.

Por lo que toca al teporingo su extinción se debe a que ellos viven en los pastizales y al haber cambio de suelo, carreteras e incendios han hecho que emigren, además de sus depredadores naturales que son las especies de mayor tamaño como el gato montes. Miguel Iglesias estima que existen 15 teporingos en el ejido.