Gana reconocimiento café mexicano frente a marcas importadas - Imagen Agropecuaria

Gana reconocimiento café mexicano frente a marcas importadas

243

No obstante que tanto la industria como el consumidor final aprecian en las marcas de café mexicano ventajas, también identifican algunos problemas como falta de innovación, desconocimiento de cómo procesarlo, cuidado en la calidad y la carencia de buenos empaques.

En tanto, las ventajas y desventajas de las marcas internacionales también están identificadas, por ejemplo: existe variedad de orígenes y tuestes e innovación en los empaques, pero el precio es alto, la calidad a veces es dudosa, y  muchas veces se daña el consumo de productos mexicanos”.

 

“Se distinguen ventajas en el café mexicano, como un producto más a la mano (disponibilidad) y con un conocimiento del origen y el tipo de grano con el que se hace le café. Además de que, poco a poco se  ha logrado experimenta consumir productos mexicanos, y ante el surgimiento de nuevas marcas que se identifican con buena calidad”, aseguró Marcos Gottfried, director general de Expo Café, cuya edición veinte se realizará del 31 de agosto al 2 de septiembre de 2017 en la Ciudad de México.

El consumo per cápita de café en México es de 1,600 kilos, que se comercializa en parte a través de 70 mil cafeterías de especialidad, que la Asociación Mexicana de Cafés y Cafeterías de Especialidad (AMCCE) estima existen en nuestro país. El crecimiento anual de estos negocios fue de 2.3 por ciento durante el último año, según Mintel.

La industria del café en México es generadora de empleos y tan sólo en 2009, 12 mil cafeterías tenían 59 mil personas empleadas; mientras que para 2013, integrando los negocios de neverías, refresquerías, barras de café y cafeterías -52 mil establecimientos- el personal empleado fue de 144 mil 259 personas, indicó Marcos Gottfried.

Recordó que en 2016, México produjo 3.5 millones de sacos de café –de 60 kilos cada uno– en 717 mil 336 hectáreas, siendo las primeras entidades productoras Chiapas (36%), Veracruz (19.7%), Oaxaca (17.8%), Puebla con (9.3%), Guerrero (6.8%).

“México –añadió– en el periodo 2016-2017 se posicionó como el onceavo productor de café a nivel mundial con 1.6% de la producción global; y como exportador, es el doceavo a nivel internacional. Mientras que el mercado nacional está demandando 2.3 millones de sacos de café; 64.9% para café soluble y 39.1% para tostado y molido”.

Por otro lado, en 2016 la producción mundial de café creció a una tasa promedio anual de 2.7%. Lo que significó una cosecha global de 153.3 millones de sacos de café de 60 kilos; 56.3% variedad arábiga y 43.7% robusta. “El 72.1% de la producción mundial de café se concentró en cinco países: Brasil (32.2%), Vietnam (19.1%), Colombia (8.9%), Indonesia (7.7%) y Etiopía (4.2%)”.

Aunado a ello, el consumo mundial de café creció en el periodo de 2015-2016 con un 2.2 % anual, que significan 149.0 millones de sacos de 60 kilos. Los principales consumidores de café a nivel global son: Unión Europea  (28.9%), Estados Unidos (16.6%) y Brasil 13.8 %.