Ganaderos lecheros atentos a eventuales restricciones en negociación del TLCAN - Imagen Agropecuaria

Ganaderos lecheros atentos a eventuales restricciones en negociación del TLCAN

130

Los ganaderos lecheros de México están atentos ante la posibilidad de que Estados Unidos pudiera imponer restricciones a productos agropecuarios en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN); sin embargo, advierten que en el caso de la leche la industria podría reaccionar sobre importaciones de lácteos estadounidenses.

En rueda de prensa, representantes de productores, industriales y el Legislativo consideraron que México perdería al aceptar estas restricciones y ya no sería libre comercio de mercancías.
El representante de la Canilec, Miguel García Paredes, expuso que aunque el tema de la leche no ha sido abordado en las mesas de negociación del TLCAN, los industriales mexicanos se mantienen atentos para que no vaya a ser “una moneda de cambio”.

Es una medida proteccionista y en ese sentido pudiéramos nosotros también tomar reacciones a importaciones de leche de los Estados Unidos que vengan a complementar cuando hiciera falta aquí, anotó el representante de este sector en las negociaciones del TLCAN, Salvador Álvarez Morán.

Destacó que la comisión ejecutiva de la leche fijo su postura ante el gobierno mexicano, donde ha insistido en que haya igualdad de condiciones y se permita el acceso al mercado estadounidense, “si nosotros abrimos el mercado que abran el de ellos a productos mexicanos”

Comentó que Canadá –que excluyó este rubro del TLCAN– no está dispuesto abrir sus mercado, porque lo tiene muy controlado y hoy enfrenta un problema de sobrante de leche que nos afecta.

Otro aspecto en dicha renegociación, agregó, es cuidar tema sanitario, porque a México le ha costado dinero la sanidad en sector, estar libre de enfermedades como fiebre aftosa, tuberculosis y se ha erradicado el gusano barrenador; mientras que en Estados Unidos ha habido problemas con enfermedades.

Salvador Álvarez anotó que en la renegociación del TLCAN en realidad no se han tocado todavía los temas agropecuarios y que fue en Washington donde se habló de exportaciones estacionales, que afectaría a productos agrícolas como aguacate, tomate o berries.

Proyectó que en la próxima ronda en Washington empezarán los temas controversiales, ya que en los negociadores estadounidense empezaron a ser “más agresivos en línea con la visión del presidente Trump, por lo que hizo un llamado a que el gobierno mexicano no ceda a presiones.

Anotó que no se nos va a acabar el mundo si no hay buen logro en el TLCAN, ya que hay ofertas de otras naciones, por ejemplo de Indonesia y Turquía, a quienes les interesa ganado mexicano.

El dirigente advirtió que puede haber intereses de ganaderos radicales de revivir temas de etiquetado para beneficiar consumo de productos estadounidenses, por lo que reconoció que hay preocupación en caso de que lo pongan en mesa, pero no lo han hecho.

El diputado Osvaldo Cházaro González, apuntó que en dicha negociación tiene que haber una revisión cuidadosa para no romper el equilibrio de los sistemas producto, ya que el sector tiene condiciones razonables de equilibrio, donde bovinos, después de años de déficit, hoy tiene una condición exportadora en valor y volumen y es superavitaria, ya que ha adquirido competitividad.

Reconoció que el caso de la leche es diferente, al enfrentar condiciones adversas de acceso a mercados internacionales y en especial a los Estados Unidos, país con el cual se busca tener un piso más parejo.
El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Leche (Canilec) Miguel García Paredes, comentó que en la renegociación del TLCAN no se busca revisar acceso a mercados ni la estructura arancelaria; sí facilitar el acceso a mercado de producto terminado de México hacia el vecino país.

Estados Unidos –aseveró– no tiene como interés primario el sector lácteos, pero la industria mexicana está pendiente en que la negociación de otros temas, como el automotriz, no incida en los intereses del sector lácteo.
En el marco de la presentación a medios del libro La Leche y la Salud, editado por expertos en la materia, García Paredes recordó que en México se consumen 132 litros de leche equivalente por persona al año, cuando la FAO recomienda 180 litros.
México produce 11 mil 600 millones de litros de leche de vaca al año, con lo que es décimo segundo productor mundial, y su consumo es de 15 mil millones.
Este sector representa 11 por ciento del PIB con 700 mil millones de pesos, genera 630 mil directos y 1.1 millones indirectos