Hornos ahorradores de leña que protegen la salud - Imagen Agropecuaria

Hornos ahorradores de leña que protegen la salud

168

Los hornos ahorradores de leña permiten una disminución del consumo de madera del 40 al 60 por ciento en comparación con los hornos de barro, dado que su diseño permite conservar el calor, mientras que los convencionales desperdician hasta 80 por ciento de éste.

Además su diseño permite que el humo salga de la casa con lo cual ayudan a evitar que las mujeres que cocinan estén respirando todo el humo ocasionándoles enfermedades pulmonares, explicó el gerente de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en la Ciudad de México, Gustavo López Mendoza.

El funcionario estimó que el consumo de leña en México para hornos o fogones es de aproximadamente 18 millones de metros cúbicos al año. Recordó que en zonas forestales viven 11 millones de personas.

Gustavo López resaltó que con estos hornos, se tiene la misión de quitarle una presión al bosque, por lo cual la Conafor de la Ciudad de México ha destinado 80 mil pesos para la construcción de 11 hornos en 11 comunidades de Xochimilco y Tlalpan.

Uno de los hornos fue instalado en la Asociación Planeta Biodiversidad y Sociedad AC, en Cuemanco Xochimilco. Su presidente Isidro Flores González mencionó que en este centro se da capacitación a los pobladores acerca del uso y elaboración del horno. Mencionó que ésta ecotecnia se construyen en zonas vulnerables.

El costo de los hornos va de 2 mil a los 6 mil pesos, eso depende de los materiales utilizados y de su disponibilidad. Hay comunidades donde tienen que comprarlos y otras que ya cuentan con ellos. Isidro Flores señala que los materiales que se emplean son tierra arcillosa, cal, ladrillo rojo, un bote, carrizo, un contenedor que sirve como cenicero. El tiempo en construir el horno es de aproximadamente 20 días.

La gerencia de Desarrollo y Transferencia de Tecnología a nivel nacional ha destinado un millón 857 mil 990 pesos en lo que va del 2017 para 25 cursos de capacitación para la elaboración de hornos y estufas ahorradoras de leña.

La Conafor hizo hincapié en que promueve el uso de ecotecnias en zonas vulnerables de la Ciudad de México, con la finalidad de hacer eficiente y sustentable el uso de los recursos naturales.