Inagurán Laboratorio Nacional de Investigación y Servicio Agroalimentario y Forestal ( - Imagen Agropecuaria

Inagurán Laboratorio Nacional de Investigación y Servicio Agroalimentario y Forestal (

185

El Rector de la Universidad Autónoma Chapingo, Sergio Barrales Domínguez, al inaugurar el Laboratorio Nacional de Investigación y Servicio Agroalimentario y Forestal ((LANISAF), aseguró que este laboratorio contribuirá a detectar enfermedades en las personas, por ejemplo, la diabetes que se le  atribuye a un exceso o deficiencia nutricional en alimentos.

“Con este laboratorio podemos ser capaces de determinar cuál es el elemento que sobra o que falta (en los alimentos) y resolverlo para que si sobra, quitarlo y si falta, ponerlo”.

Asimismo, aseguró, en la emisión de gases de efecto invernadero, por ejemplo,  como parte de la contaminación ambiental que se registra en la Ciudad de México, existirá la capacidad de detectar qué es lo que lo provoca y cuál sería la solución.

Por su parte, en el marco de la inauguración del (LANISAF), el Director del CONACYT, Enrique Cabrero Mendoza, alertó que el cambio climático otorga un carácter incierto a la actividad agrícola y pecuaria en México por lo que este laboratorio es una opción para prevenir o contrarrestar cualquier contingencia.

Aunado a lo anterior, en México la deforestación se debe a la reconversión de bosques y selvas en campos de cultivo y en pastizales, señalaron ambos directivos previo a la inauguración del Laboratorio Nacional de Investigación y Servicio Agroalimentario y Forestal que está instalado en la Universidad Autónoma Chapingo, por lo que ahora se podrá trabajar para atender este fenómeno.

En ese sentido, la Directora Adjunta de Desarrollo Científico de CONACYT, Julia Tagüeña Parga, calificó de acertada la decisión de “ligar la producción agropecuaria con el tema forestal y por ello celebramos la inauguración de este laboratorio”.

 El Rector de la Universidad Autónoma Chapingo, Sergio Barrales Domínguez, señaló que los laboratorios de análisis de suelos, aguas y vegetales establecidos en México que observan la Norma Oficial Mexicana son insuficientes para una agricultura sustentable moderna de ahí la creación del LANISAF.

Detalló que el LANISAF cuenta con equipos de alta tecnología y de última generación, integrados en varias áreas de investigación y servicio como la microscopia electrónica, la cual contribuirá a la investigación, desarrollo e innovación en nanomateriales, nanotecnología, ciencias de la vida, agronómicas y de los recursos naturales.

Asimismo, el laboratorio cuenta con el área de biología molecular la cual se utiliza actualmente para el diagnóstico de enfermedades infecciosas de plantas, animales y humanos.

El Rector de la UACh, Sergio Barrales Domínguez,  enfatizó que la Difracción por Rayos X que se puede llevar a cabo en el LANISAF, permite conocer la estructura molecular tridimensional ligadas a enfermedades  emergentes a la salud animal, vegetal y humana.

En el sector agroalimentario y forestal permitirá diseñar la evolución estructural de diferentes patógenos como mutantes resistentes en virus, bacterias, hongos y plagas, que ocasiona daños y enfermedades a cultivos, especies pecuarias, forestales e insectos plaga, es decir, el control biológico.

Por su parte, el Director del CONACYT, Enrique Cabrero Mendoza, hizo ver que a pesar de que 2017 es un año retador para nuestra economía, así como las relaciones bilaterales existentes, desde el Consejo se trabajará arduamente porque el conocimiento siga siendo el activo que nos dé los elementos necesarios para construir puentes en favor de una mejor sociedad.

El sector agrícola es terreno fértil para el empoderamiento social del conocimiento. Los desarrollos tecnológicos deben estar al alcance de toda la cadena de producción: “Quienes siembren, quienes cultiven y comercialicen, sólo así podemos hablar de crecimiento incluyente”, aseguró.

En tanto, la Directora Adjunta de Desarrollo Científico de CONACYT, Julia Tagüeña Parga, comentó que el Laboratorio permitirá ofrecer servicios de análisis de elementos minerales, orgánicos y biológicos en suelos, aguas, aire, animales, plantas y alimentos, con el fin de encaminar la producción nacional hacia un esquema sustentable.

Sin duda, dijo, el LANISAF pronto se convertirá en un referente nacional en las áreas de nutrición y fisiología vegetal y animal, fitopatología, entomología, bioquímica de plantas, biología molecular, control biológico, tratamiento de aguas residuales, desechos de cultivos, generación de energías alternativas y conservación de recursos naturales.

Fuente: Codics