La migración debe ser una elección, no una necesidad: FAO - Imagen Agropecuaria

La migración debe ser una elección, no una necesidad: FAO

67

Entre 2008 y 2015, una media de 26,4 millones de personas se vieron desplazadas cada año a causa de desastres climáticos o meteorológicos, en especial de zonas rurales. Hoy existen  244 millones de migrantes internacionales,  40 %más que en el año 2000.

El Papa Francisco pidió hoy la colaboración de los gobiernos de todo el mundo para hacer de la migración una opción más segura y voluntaria, subrayando que garantizar la seguridad alimentaria de la población requiere hacer frente al cambio climático y acabar con los conflictos.

El Pontífice realizó este llamamiento en la ceremonia del Día Mundial de la Alimentación (DMA), que ha tenido lugar en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). El tema del DMA 2017 es: Cambiar el futuro de la migración. Invertir en seguridad alimentaria y desarrollo rural.

“Está claro que las guerras y el cambio climático son una de las causas del hambre, así que no presentemos el hambre como si se tratase de una enfermedad incurable”, señaló el Santo Padre durante su discurso inaugural en la ceremonia del DMA.

El Papa Francisco pidió un compromiso total con el desarme gradual y sistemático, e instó a un cambio en los estilos de vida, el uso de los recursos y la producción y el consumo de alimentos con el objetivo de proteger el planeta.

En referencia al desarrollo del Pacto mundial para una migración segura, regular y ordenada, el primer acuerdo de este tipo negociado por gobiernos bajo la supervisión de la ONU, afirmó que “la gestión de la movilidad humana requiere una acción intergubernamental coordinada y sistemática, alineada con las normas internacionales existentes, y repleta de amor e inteligencia”.

“Lo que está en juego –añadió- es la credibilidad de todo el sistema internacional”.

Al mismo tiempo aseguró que resulta desafortunado que “algunos” países se estén alejando del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Cambiar el futuro de la migración
Cada año, millones de personas abandonan sus hogares para escapar del hambre, la pobreza y los conflictos.

“Cada vez migran más personas porque no tienen la posibilidad de quedarse en sus hogares y tierras”, dijo por su parte el Director General de la FAO, José Graziano da Silva.

“Nuestra intención es abordar las causas fundamentales de la migración, como la pobreza, la inseguridad alimentaria, la desigualdad, el desempleo y la falta de protección social. Para salvar vidas, necesitamos reconstruir el entorno en el que viven las personas, fortaleciendo su resiliencia y asegurando sus medios de subsistencia para ofrecerles la posibilidad de una vida digna”, afirmó.

El Día Mundial de la Alimentación coincide este año con un momento en que el hambre en el mundo está aumentando por primera vez en más de una década, afectando a 815 millones de personas, el equivalente al 11 por ciento de la población mundial. Este incremento se debe principalmente a la proliferación de conflictos violentos y a las perturbaciones relacionadas con el clima, que son también las principales causas de la migración por dificultades económicas.

El evento de hoy contó además con la participación del Presidente de Madagascar, Hery Martial Rakotoarimanana Rajaonarimampianina, cuyo país se enfrenta a las consecuencias del cambio climático.

“Los hombres y las mujeres jóvenes –dijo- son los más afectados por los desplazamientos de población (relacionados con el cambio climático). Si queremos cambiar el paradigma de la migración, debemos encontrar soluciones en los países de origen”.

El hambre impulsa la migración

La FAO cree que la migración debe ser una elección, no una necesidad, y la Organización está trabajando con sus socios y las comunidades de todo el mundo para devolver a las personas la posibilidad de elegir.

Entre 2008 y 2015, una media de 26,4 millones de personas se vieron desplazadas cada año a causa de desastres climáticos o meteorológicos. En total, se estima que actualmente hay unos 244 millones de migrantes internacionales, un 40 por ciento más que en el año 2000. Una gran parte de estos migrantes proviene de zonas rurales, donde más de las tres cuartas partes de la población pobre del mundo depende de la agricultura y de los medios de vida basados en los recursos naturales.

Estos grandes movimientos de personas presentan desafíos complejos que requieren soluciones humanitarias y de desarrollo. Muchos de los motivos que llevan a las personas a migrar pueden abordarse invirtiendo en desarrollo rural, apoyando el empleo rural decente, y garantizado redes de seguridad social. Est esfuerzo también contribuye a alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sustentable del Hambre Cero en 2030.

Compromiso político

Ministros de Agricultura de varios países del G7 asistieron igualmente a la ceremonia del Día Mundial de la Alimentación, evidenciando los importantes vínculos entre seguridad alimentaria, desarrollo rural y migración. Entre ellos figuró el canadiense Lawrence MacAulay, el francés Stéphane Travert, el alemán Peter Bleser, el italiano Maurizio Martina, el británico Therese Coffrey y el estadounidense Sonny Perdue. Por su parte, el japonés Ken Saito envió una declaración de apoyo.

El DMA contó asimismo con la presencia del Comisario Europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, el Presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), Gilbert F. Houngbo, y del Director Ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), David Beasley.

La FAO celebra el Día Mundial de la Alimentación cada año el 16 de octubre, para conmemorar la fundación de la Organización en el año 1945. Se organizan eventos en más de 150 países de todo el mundo, convirtiéndolo en uno de los días más celebrados del calendario de la ONU. Estos eventos promueven la concienciación y las iniciativas a nivel mundial a favor de quienes padecen hambre y la necesidad de garantizar la seguridad alimentaria y dietas nutritivas para toda la población.

Fuente: FAO