Los 5 escenarios para el TLCAN - Imagen Agropecuaria

Los 5 escenarios para el TLCAN

358

Cinco son los escenarios para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN): que no suceda nada; renegociación menor; cirugía mayor; salida de EU del Tratado; y negociar un acuerdo complementario.

Así lo planteó quien fuera uno de los negociadores del TLCAN, el doctor Luis de la Calle Pardo, quien ahora es director general del despacho “De La Calle Madrazo Mancera, S.C.”, durante la 2ª. Sesión Ordinaria del Consejo Mexicano para el Desarrollo Rural Sustentable (CMDRS), realizada en las oficinas centrales de la Sagarpa.

De acuerdo con la presentación del analista y con información del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), estos son los escenarios que De la Calle vislumbra para el TLCAN:

1.- Que no suceda nada con el TLCAN. Es un escenario poco probable e iría contra las promesas de campaña del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

2.- Renegociación menor al TLCAN- Hay ciertos cambios que se le pueden hacer y de hecho se han realizado, sin necesidad de la aprobación del Congreso. Esto tiene que ver con modificaciones a las Reglas de Origen. En este sentido se podría impulsar un Certificado de Origen de América del Norte y modificar las reglas de origen para que un mayor porcentaje sea de los países de esta región. Así, las exportaciones que cumplan con el porcentaje definido de contenido de América del Norte no pagarían arancel y, por el contrario, si no cumplen estarían sujetas al pago de cierto porcentaje de éste.

El mecanismo anterior incentivaría a las empresas a un mayor contenido regional y es una medida que no requiere la aprobación del Congreso de EU, a excepción del ramo textil. Esta alternativa de cambios en las Reglas de Origen toma tiempo en EU; incluso tienen que publicarse para comentarios de la sociedad; requeriría alrededor de un año.

3.- Cirugía mayor AL TLCAN. – Esta medida conlleva a cambiar el contenido de algunos capítulos y tiene dos complicaciones. La primera, de procedimiento, conforme a la Ley de Comercio de EU. Estas negociaciones pueden empezar en junio del presente año, pero la Casa Blanca debe notificar, 90 días antes, su intención al Congreso, lo cual no ha ocurrido. Además, el puesto de Representante Comercial no ha sido ratificado, que es quien tiene que hacerlo. Adicionalmente 30 días antes del inicio de una negociación existe la obligación de publicar los objetivos de la misma.

Posteriormente la renegociación puede tardar varios meses (por ejemplo 6 meses), con lo cual se estaría terminando ésta para finales del presente año o inicios del 2018. Como siguiente paso el resultado debe ser público 90 días antes de la firma (el mismo día en los 3 países), con lo cual se estaría hablando, por ejemplo, de abril del 2018. Luego viene la aprobación en el Congreso que tardaría varios meses, con la segunda complicación de que el 2018 es año de renovación del Congreso (Representantes o Cámara Baja) en EU, y nunca se ha aprobado un TLC en año de elección.

De La Calle comentó que el TLCAN tiene 22 capítulos y que en cada capítulo cada uno de los tres países tiene intereses ofensivos y que el tratado es simétrico, en el sentido de las mismas obligaciones y derechos de los 3 países. Por lo anterior, si EU quiere mover algo, México haría lo mismo, de tal forma que el balance es muy fino y es fácil que haya perdedores, lo cual hace la negociación muy cerrada. Esta se puede hacer, pero el balance es frágil, por lo cual no podemos ir a esta negociación sin elaborar una agenda ofensiva de renegociación en los próximos tres meses. Debemos identificar temas difíciles y tener metas altas para la agenda, que nos permita estar preparados para la negociación, pues si la hay, puede ser complicada.

 4.- Salida de EU del TLCAN. – El artículo 2205 del Capítulo 22 del NAFTA indica que una de las parte puede salir del acuerdo seis meses después de dar aviso a las otras partes. Si una parte sale, el tratado sigue vigente con los integrantes restantes, por lo tanto seguiría siendo ley. Luis De La Calle no considera que se de este escenario. Por lo anterior, la única opción viable es que la negociación sea positiva, ante lo cual México debe permanecer en una posición de no retirarse del TLCAN.

 5.Negociar un acuerdo complementario sin afectar el TLCAN. – En esta alternativa se buscaría temas de interés común, incluyendo bilaterales (no todos los temas tienen que ser prioritarios para los tres países), que preserven la integridad del TLCAN, sin cambiar el fondo, y tratar de buscar su aprobación en el Congreso estadounidense. Esta podría ser una oportunidad para atender cuestiones que requieren su actualización, o bien que se habían incluido en el TPP, como comercio electrónico, propiedad intelectual (internet y medicamentos), manipulación de divisas, entre otras).

En la reunión, De La Calle comentó que no se sabe lo que vaya a ocurrir y que lo conducente es trabajar en la opción tres, pero que, si el TLCAN se cancelara, automáticamente intervendrían los criterios de la Organización Mundial de Comercio (OMC). En este sentido a EU no le convendría el restablecimiento de aranceles, porque serían más altos para sus exportaciones, por su condición de nación más desarrollada (ej. para las exportaciones agropecuarias de EU 17.8% el 2014 versus 7.2% para México).

Por último, señaló que la imposición de aranceles o cuotas debería estar fuera de la negociación, pues son mecanismos que inhiben la inversión y que lo que está sucediendo derivado de la postura del Presidente Donald Trump, debe visualizarse como una oportunidad para reflexionar acerca del rumbo del país.

De la Calle expresó que para México será importante tener claro lo que quiere como país; que la importancia relativa del TLCAN es mayor para México que para EUA; que se trata de una negociación trilateral y por lo tanto es un contrato que no se puede modificar sin la participación de los tres países.