Mayor flujo de mercancías en frontera y eliminar barreras comerciales, deben ser discutidos en TLCAN - Imagen Agropecuaria

Mayor flujo de mercancías en frontera y eliminar barreras comerciales, deben ser discutidos en TLCAN

224

Las discusiones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) deben buscar un mayor y mejor alineamiento normativo; mejorar el flujo de mercancías en los puntos fronterizos; alinear medidas sanitarias y fitosanitarias mediante un enfoque basado en ciencia; eliminar barreras comerciales técnicas no científicas y adaptar el acuerdo a los avances tecnológicos, desde la implementación del comercio digital.

Así lo expresaron Zippy Duvall, presidente de la Federación Americana de Oficinas Agropecuarias (AFBF); Bosco de la Vega Valladolid, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA) y Ron Bonnet, presidente de la Federación Canadiense de Agricultura (CFA).



En un comunicado –que se presentó el pasado miércoles 16 de agosto, con motivo del inicio de las negociaciones del TLCAN, en Washington, D.C.— los representantes de los tres países se pronunciaron a favor del TLCAN y se manifestaron y comprometieron a trabajar de la mano para asegurar que un acuerdo modernizado “siga siendo una historia de éxito para todos los agricultores”.

Coincidieron en la necesidad de aprovechar el éxito del acuerdo original buscando formas de incrementar los volúmenes comerciales; señalaron que cuando se trata de resultados positivos para los agricultores y ganaderos de América del Norte, el TLCAN ha demostrado por sí mismo ser una base sólida para el comercio y que derivado de ello el acuerdo puede ayudar a las tres naciones a convertirse en socios comerciales aún más fuertes.

El documento resaltó que las industrias agrícolas de cada país del TLCAN sufrirían en gran medida las interrupciones de las relaciones comerciales desarrolladas durante los últimos 23 años; también se destacó en él, que los agricultores han aumentado la productividad y mejorado su competitividad para hacer frente a la creciente demanda mundial de productos alimenticios sanos y sostenibles y que las pérdidas debidas a los cambios en el TLCAN pondrían gravemente impedir este progreso.

En este marco, en conferencia de prensa Bosco de la Vega aseguró que el sector agropecuario “no será moneda de cambio” en la negociación del TLCAN, y enfatizó que se buscarán reglas claras y análisis fitozoosanitarios basados en la ciencia, así como que se mantenga el Capítulo 19 que se atañe a la resolución de controversias.

Sobre la seguridad en las fronteras, comentó que la gran aportación que está hace al sector agropecuario, es la homologación de reglas y los grandes avances en trazabilidad de productos. Asimismo, comentó sobre las condiciones laborales, opinó que cada país debe de tener su propio sistema y que en México se está trabajando fuertemente con la Organización Internacional del Trabajo para respetar los derechos humanos y evitar los abusos.

A la pregunta sobre la situación de Florida y la gran presión y competencia que tienen los agricultores de ese estado, de la Vega comentó que en todos los tratados hay ganadores y perdedores y que es imposible ver estado por estado; hizo notar que en México hay productores que padecen por las importaciones, de maíz, soya o frijol, pero que no se puede medir el éxito caso por caso, de modo que, en general, el tratado ha sido bueno para los tres países.

El empresario aclaró que México solo contribuye con 8% del déficit comercial de Estados Unidos, y de éste, estimó, 70% pertenece a empresas estadounidenses. En el caso del sector agropecuario, hay grandes empresas de origen estadounidense que exportan sus productos a esa nación.

Con información del CNA