Producción mundial de cereales apunta a un nuevo récord: FAO - Imagen Agropecuaria

Producción mundial de cereales apunta a un nuevo récord: FAO

159

Roma.- Los precios mundiales de los alimentos bajaron en agosto, debido principalmente a la perspectiva de cosechas récord de cereales que hacen esperar un aumento de los inventarios.

El índice de precios de los alimentos de la FAO bajó un 1,3 por ciento en relación a julio, y quedó en agosto en un promedio de 176,6 puntos.

El descenso se debió en gran medida a una disminución del 5,4 por ciento en el índice de precios de los cereales, reflejando una fuerte caída en los precios del trigo a medida que mejoraban las perspectivas para la producción en la región del Mar Negro.

La FAO elevó sus previsiones de producción mundial de cereales a 2,611 millones de toneladas, un récord histórico. También se espera que Las existencias mundiales de cereales alcancen otro récord para el cierre de las temporadas en 2018, según la última Nota informativa de la FAO sobre la oferta y la demanda de cereales, igualmente publicada hoy.

Las nuevas estimaciones reflejan las mayores cosechas previstas de trigo, ya que las mejoras en las perspectivas de producción en la Federación de Rusia compensan con creces las revisiones a la baja para Canadá y los Estados Unidos de América, a la vez que se prevé un aumento en las producciones de maíz y cebada en Brasil y la Federación de Rusia. Además, también se pronostica un nivel récord para la producción mundial de arroz en 2017, según la FAO.

Ligero descenso de los precios

La ligera disminución del índice de precios de los alimentos de la FAO en agosto puso fin a tres meses de aumentos consecutivos. A pesar de esto, el índice –un indicador ponderado en base a los intercambios comerciales que hace el seguimiento de los precios internacionales de los cinco principales grupos de alimentos básicos- se mantenía un 6 por ciento por encima de su valor de un año antes.

Junto con los cereales, el índice de precios de la carne de la FAO bajó un 1,2 por ciento en agosto, mientras que el índice de precios del azúcar lo hizo en un 1,7 por ciento, arrastrado por las perspectivas favorables de cosecha de caña en los principales países productores -Brasil, Tailandia e India-así como por la menor demanda internacional tras el al alza de aranceles impuesto por China e India.

Sin embargo, el índice de precios de los aceites vegetales de la FAO subió un 2,5 por ciento, impulsado por el aumento de las cotizaciones de los aceites de palma, soja, colza y girasol.

Por su parte, el índice de precios de productos lácteos de la FAO subió también un 1,4 por ciento en relación a julio, empujado por una mayor demanda de grasa láctea en Europa y América del Norte.

Fuertes aumentos en las existencias y el comercio mundiales

La nueva previsión de la FAO apunta igualmente a una mayor utilización de los cereales –en especial trigo y arroz-, mientras que se prevé que la utilización de cereales secundarios para piensos alcance a su vez un nuevo máximo histórico.

Por tanto, se espera que las existencias mundiales de cereales se sitúen en un nivel récord de 719 millones de toneladas, un 2 por ciento más respecto de sus ya elevados niveles al inicio de las actuales temporadas. También se incluye un notable aumento de los inventarios de trigo en la Federación de Rusia y de los de maíz en Brasil.

Paralelamente, se anuncia que el comercio mundial de cereales aumentará también en más del 2 por ciento, para llegar a 403 millones de toneladas, otro nuevo récord. La última previsión de la FAO es 8 millones de toneladas más alta de lo anunciado, debido a la mayor demanda de importaciones de China, Brasil, la Unión Europea, la República Islámica de Irán y México.

Fuente: FAO