Una cabaña de altura en la CDMX - Imagen Agropecuaria

Una cabaña de altura en la CDMX

161

A 3,140 metros sobre el nivel del mar se encuentra una cabaña recién construida ideal para hospedar a 14 personas que se animen a caminar por el bosque lleno de árboles de pino y oyamel, o escalar por la montaña, a una altura donde se percibe plena quietud y silencio increíbles sabiendo que es parte de la caótica y ruidosa Ciudad de México (CDMX).

San Bernabe Ocotepec es parte de la delegación Magdalena Contreras en la CDMX, ahí se localiza el parque ecoturístico del mismo nombre. Un grupo de comuneros han trabajado para conservar la flora y fauna que predomina en el lugar, el cual es uno de los pocos lugares verdes que hay en la ciudad.

En el 2010 el gobierno de la Ciudad de México declaró a ésta zona como Área Natural Protegida de la CDMX con la categoría de Reserva Ecológica Comunitaria. Ahí es posible hacer caminatas, paseos en bicicleta y a caballo. Cuenta con un área de juegos para niños, un ojo de agua y se pueden observar a los venados que tienen en cautiverio. Para los que les gusta actividades extremas esta el rapel y la tirolesa.

El lugar es ideal para pasar un fin de semana con la familia, ya que es posible acampar o rentar la cabaña que se encuentra en la cúspide de la montaña, la cual cuenta con todos los servicios: literas individuales, baños con agua caliente, cocina, una sala bastante amplia y un balcón donde se puede apreciar la Ciudad de México. Incluso es posible ver al volcán Popocatépetl y el Iztaccíhuatl o la “Mujer Dormida”.

El parque cuenta con 340 hectáreas y 125 comuneros de los cuales participan 75 en las diferentes actividades del lugar. Mireya Sánchez Mendoza forma parte del grupo de guías certificados y comenta que desde hace 11 años iniciaron como parque ecoturístico. Empezaron con la idea conservar las áreas verdes y detener la mancha urbana que cada día los iba comiendo.

Pero para hacerlos sustentable y generar ingresos a los comuneros tuvieron que emprender acciones como obtener la certificación de guías turísticos por parte de la Secretaría de Turismo (Sectur). En esta tarea tuvieron el apoyo y acompañamiento de la Comisión Nacional Forestal (Conafor). La certificación dura 4 años con la posibilidad de renovarla, les ayuda para poder atender mejor a los visitantes.

El parque ecoturístico cuenta con una cuadrilla de vigilancia de 11 elementos para evitar que saqueen el bosque de los recursos vegetales y animales del lugar. Y en tiempos de sequía evitar los incendios forestales.

En el lugar se pueden apreciar animales como conejo teporingo, búho, águila, azulejo o pájaro carpintero. Entre la flora se puede encontrar diversas plantas medicinales que crecen de manera silvestre como gordolobo, hortiguilla, hierba del sapo, romero, lengua de vaca o ruda.

Rolando García, presidente del parque, señala que antes de que las 340 has de San Bernabe Ocotepec se conviertiera en parque ecoturístico estaba muy abandonado y deforestado, pero desde hace 11 años los comuneros decidieron reforestarlo y pensaron en producir ellos mismos los árboles, razón por la cual crearon un vivero.

Foto: Claudia Rosas/ImagenAgropecuaria

El vivero se creó desde hace siete años ahí trabajan los comuneros de la tercera edad, ya que según nos cuenta Antonio Gutierrez, encargado del vivero, debido a su edad ya no les es posible caminar por la montaña constantemente. En el vivero producen los árboles de oyamel y encino mismos que son plantados en la montaña. Éste año empezaron con la siembra pinos con la idea de poderlos vender en la época navideña. También tienen el proyecto de sembrar plantas medicinales, que hoy crecen de manera silvestre.

Luis Antonio Martínez Yañez, jefe de producción de la gerencia estatal de Conafor CDMX, afirma que entre los trabajos que realiza al dependencia en la comunidad es hacerlos ver que ellos se pueden ser empresarios, pues cuentan con el principal elemento que es la tierra y que sabiéndola manejar y trabajar pueden dejar los empleos temporales y convertirlos en fijos y comenzar a progresar en su misma comunidad.

Martínez Yañez asegura que la dependencia está tratando de que los pobladores se hagan cargo de los árboles y trabajen en su comunidad y no se vayan a otro lugar; desgraciadamente cuando llegan los apoyos todos los comuneros se acercan a que se les reparta el dinero, pero no están cuando se trata de desarrollar un trabajo en beneficio de los bosques.

Conafor les han dado apoyo para tres salidas a los comuneros de San Bernabe para que conozcan los trabajos de ecoturismo que se realiza en otras entidades del país. Se han beneficiado unas 70 personas en total.

Otro apoyos que ha tenido esta comunidad es el de empleo temporal, UMA, certificación de los guías, pago por servicios ambientales, aprovechamiento de maderas muertas, seminarios de comunidad a comunidad, puntualiza Luis Antonio Martínez.

Para llegar al parque ecoturístico se puede hacer en auto tomando la avenida San Jerónimo hasta Ojo de Agua o avenido Luis Cabrera, siguiendo después por avenida San Bernabé Ocotepec. Y si se va en transporte público se puede tomar un camión en el metro Miguel Angel de Quevedo, CU o Taxqueña con dirección a San Bernabe Oyamel.