Abandonar TLCAN costoso para sector pecuario de EU - Imagen Agropecuaria

Abandonar TLCAN costoso para sector pecuario de EU

75

El costo por abandonar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para Estados Unidos (EU) sería alto en el caso del sector pecuario, porque tan sólo por la exportación de cuatro productos como pollo, cerdo, carne de res y queso tendría que erogar más de mil millones de dólares (mdd) adicionales por concepto de pago de aranceles a México, los cuales oscilarían de 10 hasta 75 por ciento.

De acuerdo con datos presentados, en una reunión con integrantes del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), por el coordinador general de Asuntos Internacionales de la Sagarpa, Raúl Urteaga Trani, en carne de pollo EU exportó 871 mdd en 2016, pero sin TLCAN aplicaría un arancel del 75 por ciento, por lo que —con esta referencia— tendría que desembolsar 653 mdd adicionales por año.

En el caso de la carne de res el vecino país del norte exportó a territorio nacional 867 mdd en 2016 y con un impuesto del 25 por ciento tendría que pagar, sin acuerdo comercial, 217 mdd más al año.



En cerdo los porcicultores estadounidenses exportaron 1.3 mdd en 2016 y con un arancel del 10 por ciento sin TLCAN, tendrían que pagar a México 130 mdd adicionales. En el año de referencia el queso de EU representó una exportación de 170 mdd hacia nuestro país, los cuales sin libre comercio tendrían que pagar un arancel del 45 por ciento, unos 76.5 mdd más.

La reunión con la máxima cúpula empresarial del sector agroalimentario mexicano se realizó el pasado 1 de febrero, según información del CNA. Ahí Urteaga Trani habló de un Plan A, donde México no dará marcha atrás en Acceso a Mercado, por lo que esta fuera de negociación cualquier esquema de imposición de aranceles o esquemas de comercio administrado. Además, añadió, lo que busca el gobierno mexicano es que la sustancia sea el factor determinante más no los tiempos, con un enfoque de resultados que derive en beneficios para todas las partes (ganar-ganar-ganar).

Sin embargo, el funcionario federal recomendó seguir de cerca temas que resultan sensibles para México como las acusaciones sobre supuestas prácticas desleales, dumping y utilización de subsidios; la propuesta de la estacionalidad por parte de sectores proteccionistas de frutas y hortalizas de las regiones de Florida, Georgia y en menor medida de California; el tema laboral respecto a menor costo de mano de obra en nuestro país y medio ambiente, donde se hacen señalamientos de estándares más relajados en México y la supuesta falta de cumplimiento de regulaciones ambientales (enforcement).

Raúl Urteaga resumió que al cabo seis rondas de negociación, la Sagarpa se ha concentrado en que la agricultura es un tema horizontal dentro del TLCAN 2.0 enfocándose en ocho mesas de negociación de las más de 25 que se tienen hasta la fecha: Agricultura; Medidas Sanitarias y Fitosanitarias; Remedios Comerciales; Laboral; Medio Ambiente; Propiedad Intelectual; Obstáculos Técnicos al Comercio; Facilitación del Comercio, entre otras.

Expresó que la expectativa que tiene la dependencia respecto a la renegociación es positiva, dado que a pesar del proteccionismo expresado por la administración de Trump, el comercio agroalimentario ha seguido reportando buenas cifras.

El acumulado entre enero y noviembre de 2017 de la balanza agroalimentaria fue de 7 mil 212 mdd, con exportaciones por 24 mil 363 mdd que significaron un incremento del 6.56% respecto al mismo periodo del año anterior e importaciones por un monto de 17 mil, 151 mmd, que representan un crecimiento del 4.45 % respecto al mismo periodo del año anterior.

Destacó la estrecha relación que la Sagarpa ha impulsado entre los ministros de agricultura de los tres países socios bajo el TLCAN, que ha permitido que se tengan objetivos en común con un contexto de intercambio comercial justo, abierto y con reglas claras. Por parte del sector privado también se ha hecho hincapié en la importancia del acuerdo y el costo que podría tener para los EU si su administración lo decidiera abandonar.

Incluso, destacó, se ha desatado un debate político interno en los EU tanto en la Cámara de representantes como de Senadores, en dónde los partidarios republicanos le han transmitido a la administración de Trump sus inquietudes y posición a favor de mantener el TLCAN.