Aumento del kilo de tortilla es especulativo: productores de maíz - Imagen Agropecuaria

Aumento del kilo de tortilla es especulativo: productores de maíz

112

De acuerdo con la Secretaría de Economía (SE) en el último año el precio de la tonelada de maíz blanco ha bajado 11 por ciento, por lo que productores e investigadores consideran especulativo el aumento al kilo de tortilla, principal alimento de los mexicanos.

Por ello, el secretario general de la Alianza Campesina del Noroeste (Alcano), Raúl Pérez Bedolla, hizo un llamado urgente al titular de la SE, Ildefonso Guajardo, “a frenar el alza en la tortilla debido a que al productor de maíz se le adeudan compensaciones al precio objetivo desde hace dos años, por lo que este aumento es “mera especulación  de los industriales, molineros y tortilleros”.

La producción de maíz blanco –aseguró– en el país es satisfactoria para cubrir la demanda interna y cuestionó a los industriales que importan maíz amarillo y lo convierten en masa para la elaboración de tortilla, una práctica poco ética ya que este grano se utiliza para producir alimentos para ganado o almidones, por lo cual solicitó a la Profeco llevar a cabo una investigación para determinar qué tipo de grano utilizan para la elaboración de tortilla.

Raúl Pérez enfatizó que la Secretaría de Agricultura, a través de Aserca, adeuda pagos compensatorios a los pequeños agricultores desde hace dos años lo que consideró injusto cuando ahora el kilogramo de tortilla va a la alza. También cuestionó que el aumento al salario mínimo haya quedado nulificado con los aumentos tanto con los precios de gas y los alimentos de la canasta básica.

Por su parte,  el presidente del Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México, Juan Pablo Rojas Pérez, aseguró que los industriales, los molineros y los tortilleros “están jugando chueco” ya que están importando maíz amarillo para elaborar tortilla aunque ello no esté permitido por legislación actual, de tal manera que esta injustificado el aumento a este alimento ya que el maíz blanco nacional se ha mantenido en un rango de 3 y 3.80 pesos el kilo.

Sostuvo que por tanto este aumento de entre 1.50 a 3 pesos en el kilogramo de maíz “se debe a la inconciencia de quienes se dedican al negocio de la producción de tortilla, así como a la insensibilidad de políticas en nuestro país con respecto al incremento en los precios de los combustibles y los energéticos”.

En tanto, el investigador de la Universidad Autónoma Chapingo, Gerardo Noriega Altamirano consideró injustificable el aumento al precio de la tortilla pues el costo por tonelada de maíz blanco no rebasa los 3,800 pesos, precio que se ha mantenido a los largo de los últimos años a pesar de que los costos de producción al productor se han elevado derivado de los precios internacionales de los insumos.

Explicó que si el kilo de maíz está en 3.80 pesos y por cada kilo de maíz se elaboran un kilo 600 gramos de tortilla, prorrateando los costos de los otros insumos como es la electricidad y el gas da menos del precio de 15 pesos al que comercializan actualmente el kilogramo del alimento básico de los mexicanos.

Gerardo Noriega consideró que el Estado mexicano debe impulsar una política de mejores precios para los productos agrícolas, que se le invierta a investigación y desarrollo para mejorar rendimientos y reducir costos de producción, financiamiento accesible a los productores, apoyos a la comercialización y orientar la producción para el mercado interno y reducir importaciones de grano.

Además, dijo, habría que dar una serie de facilidades fiscales a los empresarios como para que puedan mantener su costo bajo, reducirles impuestos, darles algunos costos preferenciales en los combustibles, en energía eléctrica, porque en caso contrario van a continuar los aumentos y eso se va ver reflejado no sólo en la tortilla sino en muchos otros alimentos importados que ya están en México.