Inflación y paridad peso-dólar pegan fuerte a productores de leche - Imagen Agropecuaria

Inflación y paridad peso-dólar pegan fuerte a productores de leche

56

  • Durante la vigencia del TLCAN  600 mil unidades productivas han desaparecido y se han perdido un millón de empleos

La Federación Mexicana de Lechería (Femeleche) urgió a LICONSA a incrementar el pago a los productores de Leche proveedores de esta, al señalar que a pesar de que en los últimos 4 años la inflación acumulada ha sido aproximadamente del 20%, de acuerdo con el INEGI, y la variación del tipo de cambio ha tenido una fluctuación promedio del 50 %, la empresa paraestatal no ha modificado su política de pagos al productor mexicano.

Estos incrementos inflacionarios y  la paridad del tipo de cambio, han incrementado notablemente el costo de producción de la leche, sin embargo, esto no se ha visto reflejado en una actualización de las políticas de compra de LICONSA, provocando la desaparición de una gran cantidad de  establos y poniendo en riesgo de desaparecer a miles más, que son la base del sustento para muchas familia de nuestro país, afectando en especial, a pequeños y medianos productores cuya actividad lechera es de tipo familiar y es el sustento diario de éstos.

Por ello, a través de un comunicado, los agremiados de Femeleche, solicitaron a las autoridades  que de manera urgente intervengan a fin de que a los ganaderos productores de leche mexicanos no sólo se les incremente el precio pagado por LICONSA, sino que también  se cumpla con los compromisos que han hecho a los productores en los últimos 5 años, a fin de ponerlos en situación de igualdad   en las políticas públicas con las que cuentan los productores de los países con los que compiten en el ámbito de los tratados internacionales.

Por su parte, el presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, Álvaro González Muñoz, anunció que este jueves 15 de febrero realizarán cierres de carreteras en el país,  ante la negativa de diálogo y concertación de los titulares de las Secretarías de Desarrollo Social, Eviel Pérez Magaña, y de Economía, Ildefonso Guajardo, obligan a pequeños y medianos productores de leche a manifestarse de diversas formas, en la búsqueda de una solución en cuanto a un precio justo por litro que se entregue a LICONSA y a la industria de lácteos, a fin de recuperar costos y una utilidad razonable para el productor.

Afirmó que no ver ni escuchar a 150 mil pequeños productores de leche, es injustificable, y “lamentamos mucho que el secretario de Economía se niegue al diálogo con nosotros, los productores mexicanos de leche, pero sí considere prioritario el diálogo en las negociaciones en el marco del Tratado de Libre Comercio, aunque sin resultados”.

En un comunicado, expuso que el titular de Economía debe convencerse que mantener un precio bajo de nuestro producto, ha empobrecido a millones de personas, dado que  durante la vigencia del TLCAN  600 mil unidades productivas han desaparecido y se han perdido un millón de empleos.

Los productores de leche estamos cansados de que el gobierno federal fundamente un precio bajo para sus programas sociales, a fin de apoyar a millones de personas de escasos recursos, a costa de empobrecer, al mismo tiempo, a los productores de leche por el límite de 6.20 pesos por litro, cuando el costo de producción ronda los 7.20, 7.50 y hasta 8.00 pesos el litro, dependiendo de la zona”.

Esperamos que la reunión programada para los próximos días con los secretarios de Sagarpa, José Calzada Rovirosa y de Sedesol, Eviel Pérez Magaña, “escuchen las peticiones de ganaderos del sector social, sacrificados toda su vida por llevar a los hogares mexicanos un producto de primera calidad”.

Álvaro González Muñoz dijo que los pequeños y medianos productores del país alzan la voz para exigir un precio justo, de por lo menos 8.00 pesos litro, además de dejar claro que este aumento no repercutiría en el precio final al consumidor.

Sostuvo el dirigente de los lecheros, que hace unas semanas el director de la empresa Liconsa, Héctor Pablo Ramírez Puga, anunció utilidades de la empresa por más de 340 millones de pesos, cuando a los productores que entregan su leche a esta empresa les ‘pichicatean’ un precio de hambre”.

Por el lado de las importaciones de leche en polvo, apuntó que han sido crecientes en las últimas dos décadas. Cada año se han adquirido volúmenes por encima de los 6 mil millones de litros, y a los productores de leche norteamericanos, no les regatean el precio.

“Posiblemente hablar de un millón de veces que hemos declarado que los productores de leche no queremos ser parte de los tratados de libre comercio, sean pocas. Pero quedito, duro y a gritos decimos que no queremos entrar como ‘moneda de cambio’ para beneficio de otros sectores. Que nos dejen fuera de los TLCAN, de TLCUE o del TPP, porque sabemos que son una competencia insalvable. Simplemente necesitaríamos que el peso se pusiera a la par que el dólar”, remató Álvaro González.

Exigen se ponga un hasta aquí al negocio de las empresas y Liconsa, negocios solapados por Ildefonso Guajardo Villarreal secretario de Economía, misma que en el 2017 rompió el récord de introducción de leche en polvo. Es tiempo, dijo que el secretario de Economía vea por los productores del país, “el secretario de Economía es un vende patrias, candil de la calle y oscuridad de su casa”, prefiere comprar en el extranjero olvidando a los mexicanos.