Lograr “Hambre cero” debe ser compromiso de Estado para nuevos gobernantes: FAO - Imagen Agropecuaria

Lograr “Hambre cero” debe ser compromiso de Estado para nuevos gobernantes: FAO

167

En las transiciones políticas o cambios de gobierno, como lo que vivirá México en 2018, el objetivo de superar el hambre debe ser un compromiso y una política de Estado, expresó a www.imagenagropecuaria.com la embajadora especial Hambre Cero para América Latina y el Caribe de la FAO, Guadalupe Valdez.

En entrevista exclusiva, la representante del organismo internacional fue cuestionada sobre si el problema de la violencia y el narcotráfico retrasan o frenan la lucha contra el hambre, a lo que respondió que en la medida en que las acciones, los esfuerzos o el dinero se van a otros rubros, cualquier proceso de desarrollo y bienestar queda rezagado en los países de la región.

Por ello, agregó, es importante que dichos problemas queden aislados, tanto a nivel interno como internacional, donde las naciones deben trabajan en forma conjunta contra esos temas, “que son un flagelo y una distracción de lo que debe ser la construcción de un mundo diferente”.

Al referirse a la superación del hambre y los cambios de gobierno –como el que tendrá México en 2018–, Guadalupe Valdez destacó que ésta no puede ser vista como un tema de una administración en periodos de gobierno o legislativo, sino que el compromiso político que tenemos que hacer todos los actores y sectores de erradicar el hambre al 2030 pasa por darle una mirada de política de Estado, donde, aun cuando termine un gobierno el siguiente dé continuidad a las acciones realizadas y superar aquellas dificultades que e hayan presentado con estrategias innovadoras, creatividad y convocar a diferentes actores a construir y pensar juntos como trabajar en este rubro.

El tema del hambre –subrayó– no debe ser utilizado por los candidatos o partidos políticos como una bandera o para vanagloriarse, sino hacer propuestas y acciones concretas que realmente contribuyan a erradicar un flagelo que es lesivo para el desarrollo de la humanidad.

Esto pasa por comprometerse y darle una mirada de bien común; si queremos un mundo mejor más justo solidario y humano donde no haya violencia, lo cual pasa por erradicar el hambre”.

Enfoque multifactorial y multidisciplinario

La embajadora especial de FAO recalcó que la lucha contra el hambre tiene que ser vista con un enfoque multisectorial y multidisciplinario, hemos visto como situaciones inseguridad que afectan a México, pero también a la mayor parte de países de la región; pero, por ejemplo, Colombia que a partir del proceso de paz está encontrando la forma de integrar comunidades en situación de riesgos, de dificultad o conflicto para superar el tema del hambre.

Lo anterior, añadió, pasa porque los Estados tengan una lucha férrea contra el narcotráfico, contra la corrupción, y la impunidad que son temas que están en la agenda de la región y cuando pasan a tener el control lo que estamos haciendo son Estados y gobiernos que niegan derechos a la población. “La buena política tiene que ser ejercida para lograr garantizar los derechos económicos, sociales y culturales de los ciudadanos en la región”, enfatizó.

El combate al narcotráfico a la corrupción, impunidad a la delincuencia e inseguridad son fundamentales y en eso la lucha contra el hambre tiene un camino a seguir y demostrar que es posible superarlos, aseveró.

Guadalupe Valdez manifestó que México al igual que otros países logró superar las metas relativas a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) e impulsa el programa Mesoamérica sin Hambre que esta teniendo un impacto importante, lo cual no significa que en este país se hayan superado todos los problemas del hambre, por lo cual tiene que seguir avanzando en marcos legislativos, en políticas públicas y en el de empoderamiento de mujeres indígenas, en seguridad alimentaria y nutricional.

Todo este debate –continuó– será muy importante para que el actual gobierno mexicano y para el próximo derivado de las próximas elecciones, y para que los congresistas lo tomen en cuenta para lograr realmente un México sin hambre.