Mayor consumo de productos pesqueros en México abre espacios de negocio - Imagen Agropecuaria

Mayor consumo de productos pesqueros en México abre espacios de negocio

78

El crecimiento interno en el consumo de productos pesqueros y acuícolas en México pasó en sólo tres años de 8.9 a 12.5 kilogramos per cápita, lo que se convierte en un factor para la creación de nuevos espacios de comercialización como centros distribuidores al mayoreo, medio mayoreo y al detalle, así como restaurantes, lo que genera y fortalece el ciclo de oferta-demanda.

Así lo aseguró el comisionado Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), Mario Aguilar Sánchez, al realizar un recorrido de trabajo por las instalaciones de una empresa nacional, ubicada en la Ciudad de México, dedicada al procesamiento y distribución de pescados y mariscos, cuya producción alcanza las 16 toneladas mensuales de alimentos de origen marino y acuícola.

El funcionario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, (SAGARPA) señaló que la operación de este tipo de empresas son un referente para el desarrollo y generación de productos con valor agregado en la actividad pesquera y acuícola del país, lo que impulsa el consumo de productos del mar y representa cada vez mejores ingresos para los trabajadores del sector.

Por medio de un comunicado, el titular de la CONAPESCA observó las diversas fases de conservación, procesamiento de pescados y mariscos para su transformación y posterior distribución de la empresa que tiene capacidad instalada con un desplazamiento mensual de 200 toneladas.

En este centro se procesan más de 250 especies de pescados y mariscos que provienen de distintas partes de la República Mexicana y del exterior, que se comercializan frescos, vivos y congelados, empacados o enlatados como abulón, almejas, atún, cangrejo, ostión, camarón, pulpo, angulas, calamar, trucha, guachinango, mero y sierra.

La aplicación de la ciencia y la tecnología en los procedimientos y medios que se utilizan para la transformación, conservación, almacenamiento y distribución de los productos comestibles, ha aumentado y generado una alternativa a las industrias dedicadas al procesamiento y comercialización de alimentos, con el objetivo de ofrecer mayor calidad a los consumidores.