Mayores presupuestos al agro sin impacto en ingreso rural; apoyos propiciaron mayor desigualdad: Sader - Imagen Agropecuaria

Mayores presupuestos al agro sin impacto en ingreso rural; apoyos propiciaron mayor desigualdad: Sader

503

León, Guanajuato.- En los últimos 20 años mayores presupuestos para el campo no incidieron en la producción de alimentos ni en el comportamiento sectorial; los programas de apoyos han sido regresivos, sin impacto en rendimientos ni en el ingreso promedio de los productores rurales y tampoco disminuyeron la alta dependencia del exterior en alimentos básicos, además que han generado una mayor brecha de desigualdad entre productores y regiones, expuso el subsecretario de Alimentación de la Secretaría de Agricultura (Sader), Víctor Suárez Carrera, quien expresó que “se quiere regresar al pasado con más y más presupuestos”.

En el marco del Foro Global Agroalimentario, organizado por el Consejo Nacional Agropecuario (CNA), donde integrantes del organismo criticaron la falta de apoyo a la agricultura comercial, el funcionario federal se cuestionó si es malo contar con menos presupuesto cuando con mayores montos presupuestales el ingreso medio rural ha estado estancado: 54% de los trabajadores del campo reciben hasta 2 salarios mínimos, 25% no percibe ingresos y sólo 14.5% recibe más de 2 salarios mínimos. En 1992, puntualizó, el ingreso medio rural per cápita era de mil 900 pesos mensuales y en 2016 de dos mil pesos.

En años anteriores –recalcó– los apoyos han sido regresivos, ya que las empresas de más altos ingresos recibían 60% de los apoyos y los pequeños alrededor del 10%; ahora en la Cuarta Transformación éstos últimos reciben 90% de los apoyos. Aclaró que el actual gobierno “no vamos a excluir a otros sectores, vamos a seguir apoyándolos, pero vamos a dar prioridad a los pequeños”.

Tampoco, agregó, el presupuesto no ha tenido nada que ver con la balanza comercial agroalimentaria, hay una desvinculación entre ambas variables. Un ejemplo es que este año aun con menos presupuesto las exportaciones agroalimentarias crecieron en agosto y hay un superávit; también se dice que hay menos apoyo a sanidades y que con la desaparición de consejerías se van a acabar las exportaciones, “es una falacia ,un alarmismo que no tiene fundamento…esto quiere decir que el presupuesto no es el factor determinante para el crecimiento de las exportaciones; hay otros elementos”.

En su exposición en el foro, Suárez Carrera señaló que el Programa Especial Concurrente (PEC) para el medio rural que integra más de 150 programas de diferentes deopendencias llegó a poca gente, ya que la mayoría de los productores no tiene acceso a más de dos programas y promovió la desigualdad regional.

Recordó que en administraciones anteriores la mayor parte de presupuesto se canalizó a bienes privados y no públicos y las reglas de operación no eran incluyentes. En el neoliberalismo había una red de burocracia para canalizar recursos públicos, gasto excesivo, corrupción y manejo político electoral.

Enfatizó que en la Cuarta Transformación hay una reorientación del presupuesto y los apoyos se canalizan de manera directa sin intermediario, con prioridad a los pobres, con cero corrupción e inclusión financiera.

El funcionario federal dijo que se ha querido estigmatizar apoyos a pequeños productores como asistencialistas, pero la gente tiene derechos y esto permite la reactivación de economía desde abajo y tiene impacto económico y productivo. Hay que romper el falso paradigma de que los pequeños y medianos no tienen potencial productivo, de que no se organizan ni puede producir alimentos para el país, ya que éstos generan 6 de cada 10 empleos y producen 40% de granos básicos, además que cuidan los recursos naturales.

Se gesta “tormenta perfecta” en agro

En el marco del foro Global Agroalimentario, el presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Bosco de la Vega Valladolid, insistió que ante el recorte presupuestal, “lamentable y precario”, la falta de apoyo al sector agropecuario comercial, que va en contra de la autosuficiencia alimentaria, se nos esta formando la “tormenta perfecta” en el sector agroalimentario.

Indicó que en la propuesta del Ejecutivo para el sector agroalimentario 2020, que es de 46 mil millones de pesos (mdp), el presupuesto se reduce en 19 mil mdp; cuando en 2018 fueron 75 mdp y en este año de 65 mil mdp. El 70% de los apoyos irá a pequeños productores; pero normalmente no son los que pagan el ISR (Impuesto sobre la Renta).

Bosco de la Vega anotó que el país tuvo un crecimiento en su economía de 2.3 en 2018, mientras que el sector agroalimentario de 7.3%; al primer semestre de este año el primer indicador fue de 0.3% y el segundo de 3.6%, pero la perspectiva es una caída para el segundo semestre porque ha habido subejercicio y ya no hay programas de apoyo a la agricultura comercial.

Tras recordar que el CNA genera 85% del PIB agroalimentario, advirtió que si se quiere crecer a tasas del 4%, el gobierno tiene que invertir 5% del PIB y el sector privado 20%; ahora se tiene 3.2% en el primer caso y en el segundo veníamos al 17%, pero podrá caer 11%.

Proyectó que al cierre del presente año el sector agroalimentario alcanzaría 38 mil millones de dólares (mdd) en agroexportaciones, en el primer semestre exportamos 19 mil mdd y se alcanzó un superávit de 6 mil mdd; pero preocupa que se están desmantelado las consejerías agrícolas y las representaciones comerciales en el exterior, “se corta de tajo, no es una operación con bisturí, es un corte de hacha”. Incluso, dijo, el CNA acaba de contratar al ex representante de México en China, pero son funciones que el Estado debe atender y lo está haciendo el sector privado.

Señaló que el CNA está trabajando con el gobierno federal, pero si se mantiene el tema del presupuesto a la baja nos están llevando a ser más dependientes en alimentos y “si quieren autosuficiencia vamos en el camino equivocado”.

Permanece inseguridad en medio rural

En otro tema, Bosco de la Vega también refirió que el problema de inseguridad en el campo continúa y también es muy fuerte y estamos muy preocupados,

Los productores de berries enfrentan un problema de “delincuencia y violencia impresionante”, casi han vendido sus ranchos por temas de amenazas y cobros de piso. “No hay mejoría en tema de seguridad, ha empeorado; se batió el récord de 3 mil muertos mensuales hace dos meses y pareciera que el mensaje que se mandó es que no se va a reprimir a nadie y que cada quien haga lo que quiera; es un empoderamiento de la delincuencia organizada”.