Top 10 de las empresas más contaminantes del planeta - Imagen Agropecuaria

Top 10 de las empresas más contaminantes del planeta

478

Coca-Cola, Nestlé y PepsiCo son por segundo año consecutivo las empresas que más contaminan con sus plásticos el medio ambiente, según el informe de Break Free From Plastic (BFFP).

El resto de las empresas que completan el top 10 son: Mondelēz International, Unilever, Mars, P&G, Colgate-Palmolive, Phillip Morris y Perfetti Van Melle.

Lo anterior lo dio a conocer Amigos de la Tierra, que forma parte de BFFP, organismo que publica dicho informe el cual es resultado de cuatrocientas ochenta y cuatro limpiezas en más de 50 países y seis continentes, en las que han participan grupos locales.

Cuestionan que “a pesar de la necesidad de reducir el uso de plásticos, las multinacionales más señaladas en las auditorías de marca de este año –Coca-Cola, Nestlé y PepsiCo solo ofrecen falsas soluciones. Los bioplásticos no son una opción, ya que siguen siendo plásticos de usar y tirar, y de esta forma seguimos utilizando cantidades ingentes de recursos para su fabricación que luego se transforman en basura. Necesitamos utilizar envases duraderos, y poder reutilizarlos una y otra vez”, expone el reporte.

Por dicho motivo alrededor de 1,800 organizaciones reclaman a las empresas citadas que reduzcan urgentemente su producción de plástico de un solo uso.

El informe señala que la gente de todo el mundo rechaza el plástico de un solo uso y las empresas de bienes de consumo sienten la presión. Tanto es así que muchos de ellos han asumido compromisos que afirman que harán que sus productos sean más sostenibles; empero éstas “necesitan hacer mucho más y de forma urgente para abordar la crisis de contaminación plástica que han creado. Su continua dependencia por los envases de plástico de un solo uso se traduce en el vertido de más plástico de usar y tirar al medio ambiente. Y desde luego el reciclaje no va a resolver este problema”.

Detalla que Nestlé, por ejemplo, se ha comprometido a hacer que todos sus envases sean reciclables o reutilizables para 2025, pero no tiene planes claros para reducir la cantidad total de plástico de un solo uso se lanza al mundo, y la compañía vende más de mil millones de productos al día en envases de un solo uso.

Coca Cola –continúa el informe– ha presentado recientemente una botella de plástico de un solo uso con plástico recogido de los océanos, y en 2009 promovieron una botella de plástico hecha de plantas. Esto no detendrá o reducirá la contaminación de plástico y reforzará el mito de que el plástico de un solo uso puede ser sostenible.

Por su parte, agrega, PepsiCo se ha unido a la Alianza para poner fin a los desechos plásticos que reúne a productores de plástico, compañías petroleras y otras compañías de bienes de consumo para promover la limpieza de playas y mejorar el reciclaje como una forma de asegurar la demanda futura de productos petroquímicos para fabricar más plástico.

Esfuerzos como estos, y otros centrados en hacer que los envases sean reciclables o compostables, no llegan al corazón del problema y garantizan que la crisis de contaminación plástica empeorará”, puntualiza el documento.

El texto reconoce que hay algunas señales de que las empresas están comenzando a tomarse el tema en serio, incluido el reciente compromiso de Uniliever que incorpora la reducción y la inversión en la reutilización. Pero refiere que ha planteado soluciones que incluso pueden agravar el problema.

El informe reitera que “ya no es aceptable que las empresas continúen obteniendo ganancias bombeando plástico tóxico de un solo uso y esperando que las comunidades y los gobiernos locales asuman la carga. Hasta que las empresas de bienes de consumo como Coca-Cola, Nestlé y PepsiCo adopten la solución real, los envases reutilizables, continuaremos encontrando sus océanos, vías fluviales y comunidades contaminantes de plástico en todo el mundo durante las generaciones venideras. El momento de actuar es ahora. Las empresas deben tomar medidas inmediatas y ambiciosas para eliminar los envases de plástico de un solo uso mediante la inversión en modelos de reutilización y recarga.

Depender –continúa– en gran parte de un sistema global de reciclaje que no funciona forma parte de un modelo obsoleto. Estas estrategias protegen en gran medida el negocio de usar y tirar que ha ocasionado la crisis de contaminación plástica, y en ningún caso servirán para revertirla.

Y es que los productos y envases que las marcas están produciendo, están convirtiendo nuestro sistema de reciclaje en basura. China ha prohibido definitivamente la importación de EE.UU. así como de otros países “recicladores” exportadores, y otros países están siguiendo el ejemplo. El plástico está siendo quemado en plantas incineradoras en todo el mundo, exponiendo a las comunidades a una contaminación por sustancias tóxicas. Debemos continuar señalando a estos verdaderos culpables de nuestra crisis del plástico y el reciclaje, concluye.