Monsanto solicita tres permisos para sembrar maíz transgénico

ADNTamaulipas.com

Se trata de tres permisos, cada uno para 11.9 millones de hectáreas (has) en Chihuahua, Coahuila y Durango.

La trasnacional Monsanto presentó tres solicitudes — el pasado 15 de marzo– para la siembra comercial de maíz transgénico en Chihuahua, Coahuila y Durango, cada una de ellas para 11 millones 985 mil 915 hectáreas.

De acuerdo con el último reporte del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), las solicitudes corresponden a maíces con protección contra lepidópteros y tolerancia a herbicida glifosato.

Los municipios considerados en el estado de Chihuahua son Ahumada, Aldama, Allende, Ascensión, Buenaventura, Camargo, Chihuahua, Coronado, Coyame del Sotol, Delicias, Galeana, Guadalupe, Hidalgo del Parral, Jiménez, Juárez, Julimes, La Cruz, López, Manuel Benavides, Meoqui, Nuevo Casas Grandes, Ojinaga, Práxedis G. Guerrero, Rosales, San Francisco de Conchos, Satevo, Saucillo y Valle de Zaragoza.

En Coahuila los municipios son Cuatrociénegas, Francisco I. Madero,Matamoros, Múzquiz, Ocampo, Parras, San Buenaventura, San Pedro, Sierra Mojada, Torreón y Viesca; y en Durango: General Simón Bolívar, Gómez Palacio, Hidalgo, Lerdo, Mapimi, Nazas, Ocampo, San Pedro del Gallo y Tlahualilo.

Por su parte, la Campaña nacional sin maíz no hay país refiere que el plazo para emitir opinión sobre estas solicitudes de 2013 vencerá el próximo 26 de abril, por lo que manifestó su “oposición a la siembra comercial de maíz y soya transgénica, que aparte de los daños a nuestra salud afectan al medio ambiente y provocan dependencia económica de los campesinos hacia transnacionales como Monsanto”.

Hace “un llamado para que las instancias gubernamentales responsables de proteger el campo, la salud, la economía campesina y la soberanía alimentaria nieguen esos permisos y declaren al territorio mexicano libre de transgénicos”.

La Campaña considera que “el gobierno de Peña Nieto mantiene a los mismos funcionarios y la misma política de ilegalidad en el tema de transgénicos”.

En un comunicado también señala que las solicitudes de siembra comercial de maíz transgénico para Sinaloa y Tamaulipas, solicitadas por Monsanto y PHI México-Pioneer, respectivamente, en septiembre de 2012, caducaron conforme a la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados que establece, en su Artículo 57, cuatro meses para resolver las solicitudes.

Considera que el gobierno de Calderón aceptó a trámite una grave irregularidad de las empresas, quienes presentan permisos que se duplican y triplican para superficies mayores a la totalidad de la superficie bajo riego en cada estado: 700,000 ha en Sinaloa y 340,000 ha en Tamaulipas, que son mayores a las sembradas con maíz de riego en esas entidades (500,000 ha en Sinaloa y 100,000 ha en Tamaulipas).

Apunta que ahora, cuando el plazo para responder a las solicitudes de siembra comercial de maíz transgénico promovidas el año pasado por Monsanto está vencido, se presentan tres nuevas solicitudes de liberación comercial para maíz transgénico en Chihuahua, Coahuila y Durango.