Maíz y tortilla azul vs enfermedades crónico degenerativas - Imagen Agropecuaria

Maíz y tortilla azul vs enfermedades crónico degenerativas

218

Ensayos arrojan resultados alentadores contra cáncer o Alzheimer/Sólo 7% de maíces cultivados en México es azul.

En el color azul de ciertas especies de maíz puede estar la respuesta para combatir enfermedades crónico-degenerativas que atacan al ser humano, como ciertos tipos de cáncer o Alzheimer.

El color azul que caracteriza a este tipo de maíces es determinado por las antocianinas, compuestos que sirven como agentes fotoprotectores en la plantas y también para atraer a los insectos que realizan el proceso de polinización. Estas sustancias al ser consumidas funcionan como un antioxidante que actúa sobre los radicales libres, causantes de diversas enfermedades,

Los estudios in vitro con células humanas han arrojado resultados alentadores, porque las pruebas demuestran que las antocianinas del maíz azul inhibieron hasta en 47 % de células de cáncer de colon, explica la investigadora del Instituto de Ciencias Básicas-Universidad Veracruzana, Edna Alarcón Aparicio, quien desde 2009 ha trabajado en colaboración con el Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional del Instituto Politécnico Nacional-Unidad Oaxaca y la Universidad de Guadalajara entorno a las propiedades anti-cancerígenas de este grano.

En entrevista con www.imagenagropecuaria.com, la experta puntualiza que se hizo el estudio cromatográfico — método físico de separación para la caracterización de mezclas complejas– de las antocianinas de maíz y de tortilla y se probaron los extractos en células cancerígenas de diferentes órganos, “tomamos extractos a diferentes dosis y obtuvimos excelentes resultados”.

“El extracto de tortilla azul presentó mayor citotoxicidad –entendida como la cualidad de ser tóxico a ciertas células– en leucemia, cáncer de colon, mama, próstata y pulmón que el grano de maíz azul, lo cual sugiere que el proceso de nixtamalización podría tener un efecto benéfico en la salud”.

Detalla que cuando consumimos las antocianinas directamente del maíz éstas no pueden ser absorbidas por el torrente sanguíneo, el estómago o en el intestino delgado, pero llegan hasta el colón, donde sí actúan.

En cambio, al procesar el maíz azul en tortilla la estructura de las antocianinas es menos compleja –el proceso de nixtamalización tiene un efecto benéfico sobre la degradación de antocianinas aciladas (que tienen una estructura compleja) a antocianinas no aciladas (estructura simple) en la tortilla, las cuales tienen mayor efecto inhibitorio del crecimiento de líneas celulares cancerígenas–, por lo que se empiezan a absorber desde el estómago y pasan al torrente sanguíneo y entonces actúan principalmente sobre las células cancerígenas de la sangre que generan la leucemia.

“Resulta que comer tortilla azul, que es una costumbre precolombina, es recomendable para prevenir este tipo de enfermedades”, subraya.

Además, hay estudios –añade—donde se menciona que el consumo de antocianinas sirve para casos de diabetes, para enfermedades coronarias, para casos de inflamación, y otros muchos padecimientos.

Para llegar a estos resultados in vitro tuvieron que pasar tres años de estudios, platica la Dra. Alarcón, quien señala que ahora existe un proyecto para observar el comportamiento de las células cancerígenas directamente en pacientes con cáncer, a quienes se les brindará una dieta con tortilla azul, ya que su consumo es inocuo y no causa otros problemas.

Maíz vs el olvido

La investigadora refiere que también se hicieron estudios del hipocampo en ratones, a quienes se les alimentó con tortilla de maíz azul o extractos, y al término de 20 días la sorpresa fue que con consumos altos de este alimento el hipocampo aumentó su volumen. Esto, explica que hubo un efecto neurotrófico, es decir neuroprotector, debido a la alimentación de células contenidas en este órgano, el cual está relacionado con la memoria de corto y largo plazo.

Por ello, añade, “pensamos que las personas que tienen Alzheimer, con una buena alimentación que incluya el consumo de antocianinas pueden recuperar sus funciones y posiblemente la enfermedad sea reversible. Todavía son proyectos pero los resultados hasta el momento son muy alentadores”.

Maíz escaso

El maíz azul es un cultivo escaso en México, dado que sólo 7 por ciento de la superficie cultivada corresponde a esta raza. Algunas entidades donde se siembra son Veracruz, Guadalajara, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala.

Alarcón Aparicio comenta que incluso en ciertas regiones del país el precio del maíz azul es más barato, porque los consumidores no lo quieren y buscan grano blanco. Por ejemplo, en Puebla un agricultor le comentó que a él se lo pagaban dos pesos más barato que el grano blanco, sin embargo, en Veracruz es uno o dos pesos más alto.

Expone que el maíz azul se consume más de forma familiar y poco es el que sale al mercado. Sin embargo, a raíz de que se han hecho estudios sobre los beneficios del maíz azul, el grano ha tenido más demanda e incluso ha subido su precio.

Comenta que en Oaxaca compradores europeos pedían que les vendieran todo el maíz azul que hubiera y lo iban a pagar muy bien; pero no hay una cantidad suficiente para exportar. Por ello, la idea es cambiar el cultivo del maíz blanco por el azul, dados los beneficios que tiene por su contenido de antocianinas, que representa un valor agregado al maíz.

La investigadora dice, que sí es posible sembrar maíces azules en otros lugares, lo que se tiene que hacer es una selección de semillas y empezar a promover su cultivo y difundir información sobre sus beneficios.