Déficits de política pública en apoyo a pequeños agricultores y campesinos de México - Imagen Agropecuaria

Déficits de política pública en apoyo a pequeños agricultores y campesinos de México

303

A pesar de programas y recursos públicos para enfrentar pobreza y baja productividad…

Ignacia Fernández*

Dialogar, creando un ambiente propicio para que las personas que viven en la pobreza rural logren superar su situación, es la propuesta que realiza el proyecto “Impactos a Gran Escala” -marco en el cual se desarrollan los Grupos de Diálogo Rural (GDR)- que busca que diversos actores puedan incidir en la generación de políticas públicas de calidad.

Desde 2010, Rimisp-Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural y el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) hemos creado GDRs en México, El Salvador, Colombia y Ecuador, proponiendo el diálogo entre diferentes sectores del mundo político, académico, empresarial y de la sociedad civil, como mecanismo para incidir en el diseño e implementación de las políticas públicas.

En México, a pesar de que se han destinado programas y recursos públicos para enfrentar los retos de pobreza y baja productividad en el ámbito rural, existen enormes déficits de política pública en apoyo al desarrollo productivo de los pequeños agricultores y campesinos, especialmente de aquellos en condición de pobreza.

Por ello, desde su conformación en 2011 el GDR México se ha propuesto alcanzar consensos en materia de Política Pública Rural, el replanteamiento del gasto público y atención a la pobreza mediante la inclusión productiva y no solo asistencial, así como una transformación de las formas de participación de los distintos actores sociales en el diseño e implementación de políticas y programas.

A través del intercambio entre actores sociales, productivos, académicos y gubernamentales, el GDR México se organiza en comisiones de Presupuesto y Diseño Institucional, de Política Social, de Mercados Agroalimentarios, de Derechos Humanos y, próximamente, de interacciones entre ciudadanos y ámbitos rurales.

La lenta reducción de la pobreza rural por ingresos (agrícolas y no agrícolas) e inseguridad alimentaria de los hogares rurales, y la deficiente protección social que prevalece en este sector, es uno de los desafíos que enfrenta el sector rural mexicano. El GDR México se enfoca en el diálogo para la incidencia en la reforma y mejora del sistema de protección social, que articule los distintos programas y presupuestos desde una perspectiva de desarrollo y no de asistencialismo.

Ignacia Fernandez 2La baja calidad del presupuesto público es otro punto de preocupación del GDR México, dado que la inercia de los presupuestos genera un estancamiento regresivo y una alta concentración de recursos públicos en productores comerciales. La reformulación del presupuesto público dirigido al desarrollo rural para hacerlo más eficiente, es lo que busca el diálogo impulsado por el GDR para consensuar posibles cambios de política a partir de la propuesta del gobierno federal de un presupuesto base cero, que ha sido una exigencia social de organizaciones rurales y de especialistas.

En el marco de su estrategia de diálogo, el GDR ha procurado armar alianzas con un amplio abanico de organizaciones para, por ejemplo, impulsar leyes antimonopolio.

La experiencia de los aportes formulados por el GDR en su primera fase, con propuestas concretas de políticas para el desarrollo rural para la discusión de la campaña presidencial de 2012, así como los procesos impulsados por los GDR en otros tres países de América Latina, indica claramente que el diálogo es la mejor manera de construir políticas públicas orientadas a la superación de uno de los problemas estructurales más complejos de nuestras sociedades, incluyendo la mexicana, como es la pobreza rural.

Como señala el libro editado por GDR México, Conocimiento y Cambio en Pobreza Rural y Desarrollo, un crecimiento alto y sostenido de la economía nacional es una condición necesaria para reducir la pobreza, pero no será suficiente si no reduce la pobreza y la desigualdad social y territorial. Se requiere un nuevo pacto social por la productividad, la equidad y la sustentabilidad, enfocado en el desarrollo territorial para la competitividad rural y la cohesión social en las políticas públicas. Ése es el espíritu que impulsa el quehacer del GDR, porque estamos convencidos de que “la mejor política pública se hace dialogando”.

*Doctora en Sociología por la Universidad de Barcelona, Investigadora Principal de RIMISP –Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, Directora del Proyecto Diálogo Rural en Latinoamérica).