Generan genotipos de maíces poliembriónicos - Imagen Agropecuaria

Generan genotipos de maíces poliembriónicos

226

Investigadores del Instituto Mexicano del Maíz (IMM) de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN) generan y evalúan rendimiento de nuevos genotipos segregantes de maíces poliembriónicos.

Este trabajo, dirigido por el doctor José Espinoza Velázquez, profesor investigador del IMM, propone el uso de genotipos segregantes de la poliembrionía de tercera y cuarta generación para evaluar características morfológicas en plántula y las aptitudes de producción de grano en plantas hasta producción.

“Se busca generar nuevos genotipos con la característica del fenómeno de la poliembrionía, es decir, aquellos casos donde una semilla puede germinar en dos o hasta siete plántulas, las cuales pueden llegar a fructificar, es decir producir mazorcas”, comentó Juan Samuel Guadalupe Jesús Alcalá Rico, ingeniero agrónomo en producción, estudiante de maestría en ciencias del fitomejoramiento de la UAAAN y colaborador del proyecto.

El ingeniero agregó que con esta característica como base se pueden hacer combinaciones con otros genotipos de diverso origen, no poliembriónicos, y generar progenies que pudieran presentar nuevas características aprovechables en la formación de nuevas variedades, que sean competitivos al compararlos con otros materiales y sean aceptados por los productores.

En una etapa avanzada del proyecto, durante el ciclo agrícola P/V-2016, se desarrollaron tres experimentos en invernadero para evaluar el monto de la frecuencia de poliembrionía que fue acumulándose por segregación a través de generaciones (segunda, tercera y cuarta generación, además de un grupo de cruzas dialélicas con genotipos segregantes de tercera generación —G3— como progenitores). También, se realizarán dos ensayos de rendimiento probando la capacidad de producción de genotipos segregantes de poliembrionía (tercera y cuarta generación y dialélico).

Las diversas etapas del proceso experimental del proyecto fueron guiadas por los objetivos específicos: generar grupos de tercera y cuarta generación de genotipos segregantes de maíces poliembriónicos, evaluar características de plántula de los genotipos segregantes en invernadero, hacer cruzas dialélicas con diez genotipos de la tercera generación de maíces poliembriónicos y establecer ensayos de rendimiento en los grupos de tercera y cuarta generación y dialélicos, en dos o tres localidades.

“Se busca cruzar poblaciones de alta poliembrionía con materiales exóticos de maíz común para que aumenten sus características agronómicas competitivas, tales como mayor número de granos por mazorca. Pero que tengan todas las cualidades nutricionales de la poliembrionía. En el proceso, se seleccionan aquellos genotipos que sean más precoces, con mayor producción y más sanos, con las características que a un mejorador de maíz le interesan”, puntualizó el ingeniero Alcalá Rico.

La investigación cuenta con dos poblaciones de referencia con una frecuencia poliembriónica alta, entre 61 y 63 por ciento.

Este proyecto tuvo una duración aproximada de dos años y generará identificación y evaluación de genotipos de maíz, un artículo científico y una tesis de maestría en ciencias en fitomejoramiento.

Actualmente, el proyecto continúa en desarrollo y su siguiente etapa será evaluar la efectividad de los genotipos en otras regiones.

“La investigación en el tema de los genotipos segregantes de la poliembrionía puede seguirse con actividades diversas, destaca evaluarlos en diferentes ambientes o localidades para observar su producción en cada ambiente y, con datos analizados, se pueden proponer como opciones varietales a los productores o acercarnos con empresas que industrializan el grano y presentarles las características especiales que tiene este material”, aclaró el ingeniero Alcalá Rico.

Añadió que, con este tipo de desarrollos, se busca beneficiar principalmente a pequeños productores, generando variedades de maíz para distintas regiones de México.

“En esta investigación, el maíz que estamos estudiando va encaminado en hacer variedades. Esto significa que, al momento de obtener variedades de alta producción, con buena sanidad y precoces, los productores o cualquier agricultor podrá sembrarlo por varios ciclos y obtener resultados muy similares a lo que predecimos en la institución”.