Mexicanizan producción de invernaderos - Imagen Agropecuaria

Mexicanizan producción de invernaderos

68

México cuenta con 50 mil hectáreas de agricultura protegida, que ofrece múltiples ventajas respecto a cielo abierto.

La agricultura protegida, que  incluye invernaderos, casas sombra, macro y micro túneles, en México creció en forma exponencial en los últimos 25 años.

En 1990 había 50 hectáreas para cultivo de hortalizas y unas 600 hectáreas para flores y hoy se registran alrededor de 50 mil hectáreas de invernaderos, de las cuales 20 mil son de alta tecnología, señala a www.imagenagropecuaria.com el director comercial de Asesores en Construcción y Extensión Agrícola (ACEA), Alex Pacheco Abraham.

Durante todos estos años se han construido invernaderos para todos los climas, “hemos adaptado y adoptado la tecnología a México y ahora existe el invernadero mexicanizado”, subraya.

El empresario resalta que desde un punto de vista positivo mexicanizamos el invernadero y nuestro país pasó de importar esta tecnología a exportarla, porque hay empresas que están vendiendo a países de Centroamérica y Sudamérica.

El directivo de dicha empresa, con 36 años de experiencia en el mercado, puntualiza que las grandes ventajas de producir en invernadero es que ofrecen productos agrícolas con mucha inocuidad, produce más con menos agua y los rendimientos son mayores en menor superficie.

Por ejemplo, apunta, en 1990 un buen agricultor producía 40 toneladas por hectárea de tomate, hoy está produciendo 400 toneladas en la misma.

Alex Pacheco Abraham indica que los estados líderes en agricultura protegida son Sinaloa, Baja California, Jalisco, que está creciendo mucho, al igual que Sonora o Michoacán. Pero en todo el país hay producción, en Puebla, Oaxaca, Querétaro Guanajuato, Zacatecas o Aguascalientes.

El crecimiento es tal que se habla de que 70 por ciento de los tomates que se producen son de invernadero y cada vez hay menos producción a campo abierto, anota.

Respecto a los costos para agricultura protegida, Alex Pacheco, explica que éstos dependen de lo que uno quiera tener, pero hay una gran diversidad de opciones. Hay microtúneles desde 50 pesos por metro cuadrado o invernaderos de hasta 3 a 4 mil pesos por metro cuadrado.

Hace hincapié en que la agricultura protegida es rentable, porque si en 2015 hubo una exportación de 25 mil millones de dólares de productos agrícolas mexicanos, la mayor parte fueron productos que se cultivaron en invernadero.

“De que es negocio es negocio” –remarca–, por eso el uso de esta tecnología está creciendo y esta tendencia seguirá, ya que la inocuidad alimentaria sólo se puede lograr con agricultura protegida; de otra forma no la tendremos y seguiremos usando pesticidas y herbicidas.

Al referirse al problema del costo del acero, que es un insumo que se importa para la industria de agricultura protegida, Alex Pacheco considera que éste seguirá existiendo, pero su uso se ha estado optimizando porque se requiere de menores kilos por metro cuadrado; no será un problema momentáneo, pero la construcción de esta tecnología seguirá creciendo por lo menos durante los próximos 20 años, porque se bajan costos de producción y se tiene la ventaja de aumentar rendimientos hasta diez veces más.

De acuerdo con la Sagarpa en México existen 25 mil hectáreas sembradas con agricultura protegida, pero los constructores de invernaderos afirman que esta cifra ha sido rebasada de acuerdo con sus registros en campo.

La dependencia refiere que en México la agricultura protegida contribuye con cinco por ciento del valor de la producción agrícola. Además, agrega, seis estados concentran 71 por ciento de la superficie sembrada mediante esta actividad, siendo Sinaloa la entidad que aporta el mayor porcentaje a este territorio, con 35 por ciento.