Michoacán apuesta por pesca y acuacultura sostenible - Imagen Agropecuaria

Michoacán apuesta por pesca y acuacultura sostenible

277

Morelia, Michoacán.- La Comisión de Pesca de Michoacán (COMPESCA), busca que la pesca y la acuacultura desarrollen su potencial de forma armónica y sostenible, contribuyendo al fortalecimiento de la seguridad alimentaria y nutricional, favoreciendo al alivio de la pobreza rural y al desarrollo económico local.

El Plan Rector para el Desarrollo Acuícola y Pesquero será una herramienta para la planificación, elaboración y gestión de las políticas del sector, para lo cual FAO aporta su experiencia internacional y la desarrollada nacionalmente durante la realización de Planes Rectores similares en Puebla, Campeche y Yucatán.

Alejandro Flores Nava, Oficial Regional de Pesca y Acuicultura de FAO, así como Antonio Garza de Yta, Coordinador del Proyecto para la formulación del Plan Rector, se reunieron con Larisa Méndez Bejar, directora general de la COMPESCA para dialogar con el personal técnico de la dependencia estatal y establecer un plan de trabajo.

FAO junto a la COMPESCA realizarán un diagnóstico sectorial de la pesca y la acuacultura de forma participativa con los diversos actores del sector, que permita identificar las debilidades y limitantes del desarrollo pesquero-acuícola que sirva como insumo para formular una estrategia estatal para el desarrollo de la pesca y la acuacultura sostenibles en el estado.

La COMPESCA busca beneficiar principalmente a los pescadores artesanales y acuicultores sociales de pequeña escala con la elaboración de un instrumento que guíe la actividad en el estado.

Michoacán cuenta con 228 kilómetros de litoral y de acuerdo a datos preliminares de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), para el 2015, ocupó el décimo cuarto lugar tanto en volumen como en valor de la producción pesquero-acuícola a nivel nacional con poco más de 27 mil toneladas, equivalentes a 520 millones de pesos.

Las principales especies producidas en el estado son la mojarra o tilapia, con el 37 por ciento; la carpa, 16 por ciento; el guachinango, 10 por ciento; la sierra, ocho por ciento; y la berrugata, seis por ciento. Por su valor también destacan la acuacultura de la trucha y el bagre.

Fuente: FAO