Pide CNA a Peña Nieto retomar reforma estructural para el campo - Imagen Agropecuaria

Pide CNA a Peña Nieto retomar reforma estructural para el campo

207

También solicitó que la Sagarpa debe encabezar renegociación del sector agroalimentario en TLCAN

El Consejo Nacional Agropecuario (CNA) recordó al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, que sigue pendiente la Reforma estructural del campo y solicitó que en el marco de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la Sagarpa encabece las negociaciones del sector agroalimentario.

Al asumir la presidencia del órgano cúpula del sector agroempresarial, Bosco de la Vega Valladolid, planteó lo anterior y recordó que su propuesta es reposicionar al sector agroalimentario mexicano con una visión de largo plazo, para lo cual el sector empresarial debe trabajar junto con el gobierno federal y el legislativo, enlograr presupuestos multianuales, la modernización del marco jurídico vinculado con la tenencia de la tierra y apoyos a la competitividad.

Ante el presidente Enrique Peña Nieto, el empresario expuso que “dentro de los grandes y diversos retos que presenta nuestro país, quiero destacar que aún está pendiente la reforma estructural del campo mexicano”, por lo que ofreció trabajar conjuntamente para lograr “esta histórica reforma”.

Dijo que se atiende con especial énfasis el gran reto del TLCAN, donde ya inició el proceso de consulta, donde participará el CNA con el Comité Directivo y el Cuarto de Inteligencia en el seno del Consejo Coordinador Empresarial, “donde fijaremos nuestros esfuerzos en la promoción y defensa de nuestro sector”.

Bosco de la Vega pidió al jefe del Ejecutivo la designación del titular de la Sagarpa, José Calzada, para encabezar todas las negociaciones del sector agroalimentario dentro del TLCAN ya que, recordó, cuando se negoció el acuerdo en 1991 –donde el empresario participó—, “nunca vi a la Secretaría de Agricultura al mismo nivel de la Secretaría de Hacienda o Secretaría de Gobernación” y queremos que esta dependencia participe, sea un activo colaborador y defienda los intereses del campo mexicano.

“Trabajaremos –subrayó– por estar en igualdad de circunstancias con nuestros socios comerciales, como se nos ofreció cuando México se incorporó al TLCAN, y así, poder generar un campo más competitivo”.

Por otra parte, comentó que en materia de negociaciones el organismo a su cargo buscará acelerar acuerdos y planes con Europa, Medio Oriente, Sudamérica, Asia-Pacífico. Lo anterior, buscando nuevos horizontes y promoviendo la diversificación de mercados, velando porque por ningún motivo, el sector agroalimentario sea “moneda de cambio”.

También se comprometió a seguir defendiendo la fitosanidad, inocuidad y zoosanidad, como uno de los principales activos del sector agroalimentario mexicano, porque “nunca deberán de ser un elemento sujeto a negociación”.

Dejar zona de confort

En su intervención, Calzada Rovirosa destacó que ante el momento que vive el país la estrategia de diversificación instruida por el Presidente de la República es más importante que nunca.

“Nos ha dado instrucciones de que nos echemos adelante, que no estemos nada más en nuestra zona de confort, de crecer de manera sistemática con respecto a cómo va creciendo nuestra economía. Tenemos que buscar nuevos horizontes, tenemos que salir precisamente a diversificar y a defender los derechos de nuestros agremiados, de nuestra gente, de nuestros productores”, enfatizó.

Informó que con este propósito ha visitado en giras de trabajo países de la Península Arábiga, China, Argentina, Chile, Alemania, y Rusia, entre otros, los que expresaron apertura a sus mercados y, también “simpatía con un país, México, que ha sabido siempre ser amigo y aliado en cualquier momento”.

El Titular de SAGARPA recordó que el sector agroalimentario mexicano provee el 20 por ciento de todos los alimentos que compra Estados Unidos al mundo y exporta 73 millones de dólares diarios a este país.

En tanto, el presidente saliente del CNA, Benjamín Grayeb Ruiz, afirmó que hoy, el sector agroalimentario es más importante que antes; está mostrando un gran dinamismo, dado que el PIB primario, al cuarto trimestre del 2016, presenta un incremento del 6.4 por ciento; prácticamente el triple de lo que está creciendo nuestra economía.