En 12 años grandes empresas recibieron alrededor de 120 mil mdp en subsidios a la comercialización agropecuaria - Imagen Agropecuaria

En 12 años grandes empresas recibieron alrededor de 120 mil mdp en subsidios a la comercialización agropecuaria

1058

Durante los últimos 12 años los subsidios dirigidos a apoyos a la comercialización sumaron alrededor de 120 mil millones de pesos y beneficiaron al 10% de productores agropecuarios y una veintena de grandes empresas nacionales y trasnacionales, por lo que el gobierno federal ha decidido reorientar el presupuesto para 2020 y los programas en beneficio de pequeños y mediados productores, que son los más necesitados.

Así lo señaló el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Suárez Carrera, quien puntualizó que entre las empresas que recibieron subsidio de dicho programa, que operaba Aserca –hoy Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios– están Cargill, Maseca, Bachoco y Lala. El recurso era para compensarlos en la compra y movilizaci que con este diseño es los subiy ón de cosechas nacionales.

En entrevista con medios de comunicación, resaltó que para el 2020 dicho programa no tiene asignaciones presupuestales. Otro programa era el de Apoyos a adquisición de maquinaria agrícola, que disponía de 2 mil 500 a 3 mil mdp cada año, con el que se adquirían tractores y la mayor parte era para agricultores más ricos y ahí se generó un negocio con proveedores y sistemas de corrupción para otorgar contratos para grandes distribuidoras.

El funcionario federal también refirió que a través de subsidios la subsecretaría de Autosuficiencia Alimentaria destina 38 mil 425 mdp (capítulo 4000), que aparentemente tiene una disminución presupuestal para 2020 al bajar a 27 mil 300, es decir 11 mil mdp menos en números redondos; sin embargo, esto se compensa si se suman18 mil 690 mdp que tendrá Sembrando Vida –programa sectorizado en Secretaría de Bienestar–, que también incide en la zona rural y contempla atender 500 mil hectáreas y 200 mil empleos para pequeños productores.

Con este presupuesto en Sader más el de Sembrando Vida tenemos más subsidios para el próximo año que en 2019, “el presupuesto no se reduce; se incrementa”, recalcó.

Indicó que con este diseño presupuestal, políticas públicas y concurrencia de dependencias se tiene la meta de mantener un crecimiento sectorial del 4% durante el sexenio.

Víctor Suárez remarcó que en la asignación de programas para el campo en administraciones anteriores había una gran regresividad, dado que 70% de los apoyos se concentraba en 10% de la empresas ubicadas en la agricultura comercial; mientras que 80% de pequeños y medianos productores se trataban como pobres, aun cuando éstos tienen un alto potencial productivo.

El presupuesto para el 2020 –aseveró– responde a la nueva política agroalimentaria de rescate al campo y la autosuficiencia alimentaria, dando prioridad a los más pobres; no excluye a nadie y la agricultura comercial se seguirá apoyando, tiene subsidios en agua y electricidad en zonas de riego, apoyo de casi 4 mil mdp en sanidades, orientado a garantizar la inocuidad y calidad en agroexportaciones, y 300 mil mdp de banca de desarrollo, donde también está pendiente una reestructuración.

Subrayó que lo que hay en la actual administración es una reorientación de prioridades, antes los subsidios iban la mayor parte a la agricultura comercial y ahora se canaliza a pequeños y medianos productores, para la autosuficiencia alimentaria y el bienestar de las familias más pobres,

el nuevo presupuesto rural esta destinado a cerrar las brechas de desigualdad que promovió el neoliberalismo en el campo mexicano”.

El subsecretario de la Sader también habló que en la nueva administración a través de los 12 mil 512 centros integradores de desarrollo habrá servicios financieros para los pequeños productores, con lo que se promoverá la inclusión financiera, se tendrá internet y telefonía en zonas rurales e indígenas. En esto concurren distintas secretarías e instituciones, que atenderán de manera integral las necesidades del medio rural.