Cultivo de café robusta en México sólo busca sustituir importación

 

El Programa Trópico Húmedo (PTH), de la Sagarpa, impulsa el cultivo de 20 mil hectáreas de café robusta para sustituir los 500 mil sacos de esta variedad que importa la industria para el procesamiento de café soluble, lo cual representan unos mil 500 millones de pesos.

El coordinado general del PTH, Pedro Ernesto del Castillo, informó lo anterior y agregó que dicha superficie es limitada y la producción de robusta no compite con el café arábiga.

Precisó que ya se tiene un avance de 3 mil 600 hectáreas cultivadas, de las cuales mil 600 se ubican en Chiapas y otras 2 mil más en Veracruz, en áreas muy localizadas, no hay mezcla con arábigos y estamos cuidando mucho que no tenga otros efectos, además que siempre se consulta a los productores.

En rueda de prensa consideró una lástima que en México teniendo amplia capacidad para producir café robusta, en zonas debajo de los 600 metros sobre el nivel del mar, desde hace un quinquenio se haya descalificado esta variedad, con lo que se dejo a mucha gente “huérfana”.

Añadió que los robustas alcanzan rendimiento de hasta 60 quintales por hectárea –cuando el promedio nacional es de 13 quintales en la misma superficie—y aunque su precio es la mitad respecto al arábiga, el negocio es ofrecer volumen.

Pedro Ernesto del Castillo argumentó que con la liofilizadora, instalada en puerto Chiapas, se favorecería a los cafeticultores de Vietnam, por lo que el PTH decidió apoyar la producción de este cultivo para sustituir importaciones con café nacional.

En entrevista, descartó que la producción de robusta presione a la baja el de arábiga y comentó que en el mercado internacional los primeros se ubican a la mitad.

Las principales empresas que participan en la compra de café robusta son AMSA y Nestlé. Esta última incluso tiene un convenio con INIFAP para reproducir más rápido plántulas de robusta, señaló.