Piden incrementar en 20% impuesto a bebidas azucaradas - Imagen Agropecuaria

Piden incrementar en 20% impuesto a bebidas azucaradas

46

Organizaciones civiles reconocieron que se ha dado una reducción en el consumo de bebidas azucaradas, sin embargo, demandaron al Congreso un incremento del 20 por ciento a estos productos, es decir, 2 pesos por litro, como recomiendan organismos internacionales y nacionales, ello para lograr una reducción aún mayor.

Propusieron la creación de un fideicomiso administrado por un grupo de expertos en salud pública, libre de conflicto de interés, que destine los recursos recaudados por este impuesto a la prevención del sobrepeso y la obesidad, así como a la instalación de bebederos y dispensarios de agua de calidad para beber en espacios públicos y escuelas.

El director de El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo, mencionó que el consumo de bebidas azucaradas y alimentos con alta densidad calórica, registró una reducción de 6 por ciento durante el 2014 siendo mínima la reducción en los primeros meses y llegando a 12 por ciento en diciembre de 2014, de acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), la Universidad de Carolina del Norte y los reportes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Sin embargo, advirtió que la estrategia seguida por la industria refresquera y procesadora de alimentos para combatir por diversos medios, las medidas fiscales impuestas a sus productos no saludables amenaza con agudizar la epidemia de sobrepeso y obesidad, buscando combatir la única medida efectiva de política pública en México.

Alejandro Calvillo señaló que de acuerdo con la doctora Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud “la industria se ha convertido como los mosquitos en los transmisores de las mayores epidemia en salud del siglo XXI, con la distinción de que los mosquitos no tenían cabilderos ni millones de dólares como la industria. Esta industria son los mosquitos del siglo XXI”.

Los impuestos a bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados son la primera medida efectiva impulsada por el gobierno mexicano que logra reducir el consumo de bebidas y de ciertos alimentos ultraprocesados que son la causa central de la epidemia de sobrepeso y obesidad que ha puesto a México en los primeros lugares de estos padecimientos.

Como establece un reporte de la Organización Panamericana de la Salud (OPS): “las ventas de productos ultraprocesados se relacionan con el aumento del peso y la obesidad en América Latina”, a mayor consumo de estos productos mayores índices de sobrepeso y obesidad. El organismo indica que los mexicanos tenemos el mayor consumo de alimentos y bebidas ultraprocesados en la región con 214 kilogramos al año por persona.

El director de Fundación Mídete y coordinador de la Coalición ContraPESO, Manuel Encarnación, dijo que “frente a la evidencia científica sobre la relación entre el consumo de bebidas azucaradas con el sobrepeso, la obesidad y la diabetes, reconocida por los mayores organismos internacionales y las instituciones más prestigiadas, la industria está pagando a científicos estudios ‘a modo’ y financiando organizaciones que aparentan ser independientes con la finalidad de negar la evidencia.

Al mismo tiempo, realiza un intenso cabildeo en el Congreso y medios de comunicación para negar la evidencia sobre los daños de sus productos y argumentar que el impuesto no ha servido para reducir el consumo”, señaló Luis Manuel Encarnación.