Aumenta consumo de heroína en Hermosillo, Puebla, Cuernavaca y Oaxaca - Imagen Agropecuaria

Aumenta consumo de heroína en Hermosillo, Puebla, Cuernavaca y Oaxaca

92

drogas
La integrante de la Comisión de Salud, diputada Adriana Terrazas Porras (PRI), urgió a los tres órdenes de gobierno a desarrollar programas integrales orientados a prevenir y coadyuvar a erradicar el uso de la heroína, toda vez que su consumo ha aumentado considerablemente en ciudades como Hermosillo, Puebla, Cuernavaca y Oaxaca.

La legisladora subrayó que México es el mayor proveedor de heroína de Estados Unidos y refirió que de acuerdo con cifras de la Administración para el Control de Drogas (DEA, sus siglas en inglés), contenidas en su informe Amenaza Nacional de Drogas 2015, el 45 por ciento de los decomisos de esta sustancia son de procedencia nacional.

Señaló que el Centro de Integración Juvenil de Chihuahua expone, en su informe 2016, que Ciudad Juárez, se ha convertido en la localidad número uno en consumo de heroína en todo el país, con una tasa de 22.3 por ciento, mientras que el promedio nacional es de apenas de 3.4 por ciento.

Detalló que en esa ciudad se identificaron aproximadamente seis mil “picaderos”, que son sitios donde se concentran personas para consumir drogas, principalmente heroína. “Estos lugares no están regularizados, por lo que no cuentan con las medidas sanitarias necesarias, y son visitados por adictos a esta sustancia, porque allí la consiguen, al igual que las agujas y los utensilios indispensables para inyectársela”.

Aseguró que son focos de infección y los que concurren están en un altísimo riesgo de contagio, por vía intravenosa, de múltiples enfermedades como el VIH-Sida, tuberculosis o hepatitis C.

Los “picaderos”, continuó, deterioran la calidad de vida de los habitantes de las ciudades fronterizas del norte de México, ya que los vecinos de estos sitios quedan vulnerables y expuestos a robos, que son la fuente de ingresos más común para los adictos.

Además, los consumidores de heroína pueden padecer parálisis en el bulbo raquídeo, a la que sobrevienen los infartos; en el proceso de muerte por sobredosis, las víctimas sienten que se les inflaman los pulmones y que les estalla el corazón, explicó.

Ante este panorama, Terrazas Porras consideró necesario adicionar el artículo 113 Bis a la Ley General de Salud, para que la Secretaría de Salud, en coordinación con la de Educación Pública, los gobiernos estatales y el Consejo Nacional contra las Adicciones, desarrollen programas para prevenir, informar, orientar y contribuir a erradicar el uso de la heroína y sus derivados, así como de estupefacientes, psicotrópicos, anfetaminas y metanfetaminas.

La diputada refirió que algunas autoridades realizan esfuerzos por terminar con los llamados “picaderos”, a través de campañas de demolición y limpieza de los predios, como estrategia para regresar a la comunidad a los espacios por estos centros de consumo de drogas; precisó que también se requieren estrategias de atención a los adictos.

Apuntó que la heroína es la droga que mata a más personas, por lo que es fundamental diseñar un esquema de prevención e información que se establezca en la Ley General de la Salud, lo cual no sólo permitirá combatir el aumento del consumo de heroína, sino cumplir los instrumentos internacionales que México ha signado para el control de las drogas prohibidas en cuanto a su producción, comercialización y venta.

Fuente: Cámara de Diputados