Si Congreso de EU grava con 2 % remesas, México debe aplicar un impuesto igual a utilidades de compañías de EU - Imagen Agropecuaria

Si Congreso de EU grava con 2 % remesas, México debe aplicar un impuesto igual a utilidades de compañías de EU

145

Se gravaría ese porcentaje de los 20 mil mdd de toma de utilidades de empresas estadounidenses.

La Cámara de Diputados iniciará una nueva etapa para establecer un diálogo permanente con los legisladores de Estados Unidos, a fin de “repensar la relación bilateral y reinventarnos”, y está dispuesta a construir la unidad nacional a través de un frente común con el Ejecutivo, aseguró Víctor Manuel Giorgana Jiménez (PRI), presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores.

“Los mexicanos no somos menos, tampoco dependemos de la voluntad de un solo país ni de una sola persona, ni de un solo partido político. Estamos para generar sinergia entre la sociedad y los representantes políticos y empresariales, a fin de defender los intereses de México. En eso los diputados tenemos bien puesta la camiseta”, afirmó.

Al inaugurar el Foro de Diálogo “Escenarios y Prospectivas de la Relación México-Estados Unidos”, Giorgana Jiménez garantizó que los legisladores están preparados para asumir su responsabilidad y desplegar un activismo internacional, tanto en el vecino país como en el resto del mundo, con el fin de defender los derechos e intereses de México.

Sostuvo que los diputados serán muy puntuales en todos sus pronunciamientos frente a “las propuestas sordas” de la Cámara de Representantes, ya que “no han querido oír nuestra decisión de no pagar un centavo de la construcción del muro y hablan de presentar una iniciativa para gravar con el 2 por ciento las remesas enviadas por los mexicanos con ese fin”.

Encontrarán una respuesta en la Cámara de Diputados, garantizó. “Esperamos con toda atención que se plantee esa iniciativa porque entonces se va a presentar otra aquí para gravar en la misma proporción los 20 mil millones de dólares de toma de utilidades de las empresas americanas que se regresan anualmente a los Estados Unidos. Así nos vamos entendiendo”, previó.

Respecto a la propuesta de ayuda estadounidense para combatir la siembra de opio, de la que se obtiene la heroína, sostuvo que “se aprecia”, pero “queremos también espacios para ayudar a los americanos, ya que son los principales consumidores de esa droga. Sí vamos a aceptar la ayuda, siempre y cuando les ayudemos a que el consumo que tienen de heroína disminuya notablemente. Así estamos hablando de pares y de una política de diálogo que, sin duda alguna, tiene que encontrar su cauce de entendimiento”.

Giorgana Jiménez indicó que la Cámara de Diputados será un espacio de diálogo y un foro abierto para consultar a la sociedad civil, académicos, empresarios y universitarios, para hablar positivamente de la colaboración de los connacionales, con el propósito de ayudar, orientar y defender sus derechos adquiridos en el vecino país.

En el foro, organizado por las comisiones de Relaciones Exteriores, de Asuntos Migratorios y de Economía, en colaboración del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP), la secretaria de la Mesa Directiva, diputada Alejandra Noemí Reynoso Sánchez (PAN), se pronunció por que los legisladores construyan puentes más fuertes y grandes que cualquier muro.

“Debemos aprovechar el momento para replantear la relación bilateral, cambiar paradigmas y pasar de una relación utilitaria a una más profunda que busque objetivos compartidos que mejoren las condiciones de vida de los ciudadanos, a través de una democracia más sólida, porque vamos a ser vecinos toda la vida y eso debe comprenderse, estimó.

“En medio de las diferencias, no debemos espantarnos, porque detrás de ellas hay mil cosas que se comparten. Este debe ser un momento de dignidad y de unidad, sobre todo de pensar y actuar estratégicamente y ver más allá de una coyuntura para trazar el futuro que todos queremos”, apuntó.

Subrayó que no se puede evadir la responsabilidad y se deben desplegar los mecanismos de diplomacia parlamentaria y acercamiento para construir agendas convergentes que vean más allá de coyunturas sexenales o cuatrienales. “Es construir agendas que se plasmen en leyes, es cultivar una relación más estrecha con el Congreso”.

Por ello, consideró oportuno que cada diputado fuera por la reconquista de los quienes han desconfiado en algún momento de nosotros y adopte a un representante del Congreso estadounidense. Igualmente, que las Mesas Directivas y comisiones de ambas naciones estrechen lazos. Aseguró que los connacionales cuentan con el Poder Legislativo para defender sus derechos.

“Por cada discurso de odio, se escuchan, aún en micrófonos más pequeños, miles de voces que levantan un discurso de convivencia y de amor”.

El diputado César Camacho, coordinador parlamentario del PRI, aseveró que México vive uno de los momentos más desafiantes de la historia, de claro-oscuros con Estados Unidos, por lo que la unidad es la expresión inapelable que convoca al Congreso y a los mexicanos para enfrentar las amenazas que se ciernen. Se pronunció por construir la unidad nacional, cuyo compromiso, garantizó, lo cumplirán los legisladores.

Resaltó que “los mexicanos somos gente de fiar y queremos vivir en un ambiente de mutua colaboración y provecho, somos amigos del pueblo estadounidense, pero no podemos, ni ellos ni nosotros depender de una sola voluntad. No queremos vivir enemistados con unos vecinos que de por vida lo serán”.

Se pronunció por que la Cámara de Diputados no sólo sea observadora, sino que tienda puentes de forma inmediata con sus homólogos de Estados Unidos, para impulsar una agenda que solidifique la posición de México, sin esperar hasta que se realice la Reunión Interparlamentaria en junio próximo.

Comentó que México está listo y dispuesto a negociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) después de 23 años de vigencia, con pragmatismo y principios y valores históricos, de manera proactiva para lograr buenos acuerdos.

Reiteró la conveniencia de que la Cámara de Diputados se integre al “cuarto de al lado” de esas negociaciones, para ratificar el tratado y se construyan las normas secundarias que habiliten los acuerdos en respaldo de los objetivos nacionales.

El diputado Jorge Enrique Dávila Flores (PRI), presidente de la Comisión de Economía, destacó que si se moderniza el TLCAN, será imprescindible que se respeten los cinco principios fundamentales, planteados por México: primero, basarse en la soberanía, mediante un diálogo con seguridad, dignidad, firmeza, además de confianza en las fortalezas de nuestro país.

Segundo, el mutuo respeto al Estado de derecho por parte de cada país; tercero, mantener la visión constructiva y propositiva, en el marco de ganar-ganar dentro de la nueva realidad que enfrenta el entorno internacional; cuarto, la integración de Norteamérica, región compuesta por Canadá, Estados Unidos y México, y quinto, una negociación integral, que incluya todos los temas: comercio, migración y seguridad, incluyendo la zona fronteriza, las amenazas terroristas y el tráfico ilegal de drogas, armas y efectivo.

Asimismo, se respeten los cinco objetivos propuestos y avalados hace 23 años, en los que radica el éxito del tratado, porque nuestros socios comerciales se han beneficiado. EU, por ejemplo, seis millones de empleos dependen de las exportaciones que hacen a México. Solo en el estado de California, son 560 mil las fuentes de trabajo, en la Indiana 200 mil y en Wisconsin 96 mil.

El dinamismo del comercio en el marco del TLCAN es abrumador. Creó un mercado regional que hoy alcanza 19 billones de dólares, con 474 millones de consumidores. México, Estados Unidos y Canadá comercian entre sí tres mil millones de dólares al día, lo que quiere decir que las exportaciones mexicanas a esas dos naciones son de unos 35 millones de dólares por hora, concluyó.

A la ceremonia de inauguración del Foro de Diálogo, también asistieron los diputados Martha Cristina Jiménez Márquez (PAN), presidenta del Grupo de Amistad México-Estados Unidos y Agustín Basave Benítez (PRD), secretario de la Comisión de Relaciones Exteriores, así como Marcelo Torres Cofiño, director general del CESOP y Javier Vega Camargo, titular de la Unidad de Asuntos Internacionales.

Fuente: Cámara de Diputados