Zona chinampera se suma a proyecto para conservar la agrobiodiversidad - Imagen Agropecuaria

Zona chinampera se suma a proyecto para conservar la agrobiodiversidad

40

Conservar el sistema ancestral de agricultura de las chinampas no es una tarea sencilla, es un esfuerzo principalmente de sus habitantes, afirmó Erasto Ensástiga Santiago, Coordinador General de la Autoridad de la Zona Patrimonio Mundial Natural y Cultural de la Humanidad en Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta, durante el Taller regional para el diseño del proyecto Conservando la Agrobiodiversidad ante el Cambio Climático.

“Tenemos que conservar tres mil 584 chinampas que tenemos activas ahorita y rescatar 17 mil que están inactivas. Las diversas denominaciones logradas como Patrimonio de la Humanidad o Patrimonio Agrícola son herramientas para defender a esta zona”, expuso Ensástiga Santiago.

Eduardo Benítez Paulín, Representante Asistente de Programas de la Oficina de Asociación y Enlace en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), manifestó el compromiso de la organización internacional para conservar esta zona.

“Desde hace cuatro años hemos venido trabajando con la Autoridad de la Zona Patrimonio, para acompañarlos a junto con los pequeños productores, mujeres y hombres, lograr el uso sostenible de los recursos naturales y fortalecer así un sistema alimentario sostenible para la Ciudad de México. Debemos mantener esta zona por su importancia para la agrobiodiversidad para el país”, manifestó Benítez Paulín.

Vicente Arriaga Martínez, Coordinador del Proyecto por parte de la Comisión Nacional de Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), expuso que en la Ciudad de México aún hay importantes zonas rurales y de producción agrícola, siendo la zona chinampera una de ellas.

“Es un gran reto incorporar a la zona chinampera a este proyecto ya que lo que buscamos es lograr conservar los cultivos tradicionales y justamente la agrícola tradicional es lo que se está perdiendo en las chinampas”, afirmó Arriaga Martínez.

La zona chinampera de la Ciudad de México se suma a la región Tarahumara en Chihuahua, la Mesera Purépecha en Michoacán, cinco municipios de Oaxaca y siete municipios de Chiapas, la región milpera de Yucatán y la región Carbonífera de Coahuila donde se implementarán las acciones.

La CONABIO busca con este proyecto incrementar el conocimiento de los agricultores y sus familias, incluyendo los jóvenes, sobre la importancia de la agrobiodiversidad para aumentar su valoración y uso sustentable para lograr su conservación.

Fuente: FAO